CITES Secretary-General's remarks at the event to celebrate the second anniversary of the Coalition to End Wildlife Trafficking Online

Observaciones de la Secretaria General de la CITES en el acto de celebración del
segundo aniversario
de la Coalición Mundial para Poner Fin al Tráfico de Vida Silvestre En Línea

Ivonne Higuero, Secretaria general de la CITES

2 de marzo de 2020, Nueva York, EEUU

Quiero agradecer la invitación para acompañarlos esta noche en la celebración del segundo aniversario de la Coalición Mundial para Poner Fin al Tráfico de Vida Silvestre En Línea. Considero que este aniversario es una parte importante de los festejos por el Día Mundial de la Vida Silvestre 2020 de esta semana, cuyo tema es “Garantizar el sostenimiento de la vida en la Tierra”.

Quisiera agradecer a las organizaciones aquí presentes esta noche por su papel fundamental en la creación de esta Coalición. Cuando estuve de visita en China el año pasado, me reuní con varios de los grupos que iniciaron esta asociación y estoy feliz de ver cómo ha crecido hasta convertirse en una coalición mundial para poner fin a los delitos contra la vida silvestre en el ámbito de Internet.

Muchas veces nos hemos topado con dificultades para lograr que la industria y el sector privado participen en la lucha contra los peligros que amenazan la vida silvestre y la diversidad biológica, por lo que estoy tremendamente animada por las medidas enérgicas que han adoptado más de 20 de las industrias tecnológicas más grandes del mundo.

Su objetivo de reducir el comercio ilícito de vida silvestre en línea en un 80 % para 2020 es encomiable, ya que es solo a través de objetivos ambiciosos como este que seremos capaces de poner freno a los delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet.

Como todos ustedes saben, la CITES es el tratado mundial que establece las normas para el comercio internacional de las especies de fauna y flora amenazadas o en peligro. En los últimos decenios, dos tendencias mundiales muy diferentes han surgido y han captado nuestra particular atención. 

En primer lugar, hemos transitado hacia una era digital, que ha traído enormes posibilidades y la conectividad mundial, lo que ha ampliado la comunicación y las economías y ha mejorado la tecnología independientemente del sitio donde vivimos. En segundo lugar, nos enfrentamos a una crisis de pérdida de diversidad biológica, desde especies carismáticas muy conocidas hasta un sinnúmero de otras especies menos conocidas de plantas, peces, aves y reptiles.

Los compromisos asumidos por la industria en el momento de unirse a la Coalición y, por ende, el compromiso mundial de hacer frente a los delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet, mediante la mejora de las cuestiones de política y cumplimiento, los métodos de detección y las campañas de sensibilización de los consumidores, han constituido un avance significativo para detener los delitos contra la vida silvestre a nivel mundial. 

Entiendo que la Coalición ha anunciado en el día de hoy a los medios de comunicación que, hasta el momento, más de tres millones de anuncios de especies amenazadas o en peligro y productos asociados han sido suprimidos o bloqueados de sus plataformas en línea. ¡Esto es un enorme logro!

Durante mi visita a la sede de dos de los gigantes de Internet de China, Tencent y Sina, me informaron de que solamente Tencent había detectado más de 1 millón de actividades relacionadas con el comercio ilícito de vida silvestre en sus plataformas. Dijeron que se habían cerrado más de 6.000 cuentas y que se había arrestado a 128 delincuentes, además de incautarse productos por un valor de 2,8 millones de dólares. Ambas empresas, como saben, son miembros de la Coalición Mundial para Poner Fin al Tráfico de Vida Silvestre En Línea. Y pude comprobar, de primera mano, que las personas que trabajan con las organizaciones de conservación y las empresas de Internet están muy comprometidas con este asunto.

Me complace afirmar que la Convención ha tomado nota del carácter evolutivo de los delitos contra la vida silvestre y su ingreso a la era digital, por lo que ha venido trabajando en estas cuestiones en los últimos años. Tras los debates en la 18ª reunión de la Conferencia de las Partes en la CITES (CoP18), se acordó reforzar las disposiciones de la Convención para luchar contra los delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet. La Conferencia adoptó muchas Decisiones para seguir pidiendo a las Partes, al Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC) y a otros asociados que se centren en la lucha contra los delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet durante este período entre reuniones. Las Partes en la CITES, las organizaciones y las personas aquí presentes apoyaron enérgicamente estas decisiones, y quisiera agradecerles la colaboración y el apoyo constantes en la labor de la CITES.

La Secretaría ha colaborado con la INTERPOL para garantizar la presencia de una entidad a la que los países puedan recurrir en caso de necesitar apoyo en la lucha contra los delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet.

Gracias a la Unión Europea, hemos podido conseguir financiación por conducto del Programa Estratégico del ICCWC para llevar adelante esta importante labor.

Además, la CoP18 adoptó una Decisión en que se alentaba a las Partes a utilizar la capacidad establecida por INTERPOL en su Complejo Mundial para la Innovación, en Singapur, para apoyar sus esfuerzos por combatir los delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet. Los animo encarecidamente a hacer uso de este recurso.

                      

Hemos estado trabajando también en la elaboración de directrices prácticas para facilitar la aplicación de la ley para luchar contra los delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet. Me complace informarles que las directrices se terminaron de elaborar hace unos pocos días por INTERPOL, en cooperación con la Secretaría de la CITES y expertos pertinentes. Se trata de una guía exclusivamente destinada a los encargados de hacer cumplir la ley, y estará disponible, a la brevedad, a través de los canales seguros facilitados por la INTERPOL, la Secretaría de la CITES y la Organización Mundial de Aduanas.

Considero que ‘Wildlife Crime Linked to the Internet: Practical Guidelines for Law Enforcement Practitioners’ (Delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet: directrices prácticas para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley) será de gran valor para los Estados miembros a la hora de redoblar sus esfuerzos para hacer frente a los delitos contra la vida silvestre relacionados con Internet. Se debería alentar a las Partes a utilizar plenamente estas directrices en la investigación de los casos de delitos de esta naturaleza.

Por último, quisiera hablar sobre el Día Mundial de la Vida Silvestre – “Garantizar el sostenimiento de la vida en la Tierra”. Este año la atención está puesta en reconocer la importancia del uso sostenible de la vida silvestre y la diversidad biológica para las personas, el planeta y la prosperidad. Frente a la magnitud mundial del tráfico de vida silvestre, el propósito de la CITES es asegurar que el comercio internacional de plantas y animales no perjudique su supervivencia en el medio silvestre. El 97 % de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES pueden ser comercializadas de forma legal siempre y cuando se realice dentro del marco jurídico correspondiente. Las principales compañías de Internet y las organizaciones de conservación pueden ayudarnos a garantizar que este comercio sea legal, sostenible y trazable, y que contribuya a la economía nacional y a los medios de subsistencia, así como a la salud del planeta y el bienestar de las personas.

¡Gracias!