La Secretaria General de la CITES elogia los resultados de la primera conferencia de alto nivel de las Américas sobre el comercio ilegal de vida silvestre

Ginebra/Lima, 4 de octubre de 2019 – Pese a que en los últimos años la caza furtiva y el tráfico de especies silvestres en África y Asia han suscitado un gran interés de los medios de comunicación y del público, se ha escuchado mucho menos sobre el tráfico ilícito de fauna y flora silvestres en América. Sin embargo, no todo está bien en esta región del planeta rica en biodiversidad. Solamente en el Perú, entre el 2010 y 2017, se confiscaron 79 000 animales vivos de especies protegidas. A principios de esta semana, los guardacostas del Perú interceptaron una cantidad pasmosa de 12,3 millones de caballitos de mar incluidos en la CITES que iban camino a Asia.

La buena noticia es que las Partes de la CITES en esta región están tomando muy en serio estos desafíos. Esta semana países de América del Norte, Central y del Sur y el Caribe se reunieron en Lima, Perú el 3 y 4 de octubre para manifestar la determinación de la región para combatir los delitos contra la vida silvestre, reforzar la aplicación y el respeto de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y mejorar los esfuerzos colectivos para alcanzar estos objetivos en las Américas, así como en otras regiones.

La Secretaria General de la CITES Ivonne Higuero, quien asistió a esta reunión de alto nivel en Lima, dijo: “la CITES establece las normas internacionales para el comercio de vida silvestre y desempeña un papel significante para facilitar los esfuerzos a nivel mundial en la lucha contra el comercio ilícito de fauna y flores silvestres. Sin embargo, solamente se podrá aplicar y hacer cumplir la CITES a través del sólido compromiso de las Partes. Como primera Secretaria General de la CITES de las Américas, felicito enormemente al Gobierno del Perú por sus exitosos esfuerzos dirigidos a hacer cumplir la ley y por acoger esta primera reunión de alto nivel en la región dedicada al comercio ilícito de fauna y flora silvestres.”

La conferencia se celebró tras la 18a runión de la Conferencia de las Partes de la CITES(CoP18, Ginebra, agosto de 2019) que adoptó un número sin precedente de 354 Decisiones y Resoluciones de gran alcance para mejorar el régimen de control del comercio internacional de fauna y flora silvestres. Esto incluyó decisiones relacionadas con la conservación y el comercio de jaguares, una especie emblemática de la región que se incluyó en el Apéndice I de la CITES en 1975. Asimismo, se tomaron decisiones para hacer frente al comercio ilícito de fauna y flora silvestres a través de un triple enfoque, a saber, hacer cumplir la ley, reducir la demanda de especies silvestres obtenidas de forma ilegal y mejorar los medios de subsistencia de las comunidades rurales que conviven con la vida silvestre.

Algunos de los asuntos claves que se discutieron en Lima incluyeron la necesidad de fortalecer la colaboración a través de los Estados de origen, tránsito y destinación, al igual que la respuesta del sistema de justicia penal al tráfico de especies silvestres, incluidos los delitos contra la vida silvestre vinculados con el Internet. El comercio ilegal de especies marinas y jaguares ocupó un lugar importante en el programa. La conferencia también hizo eco a la reciente resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la lucha contra el tráfico ilícito de fauna y flora silvestres(septiembre de 2019) que instó a los Estados Miembros a adoptar medidas decisivas a nivel nacional, regional e internacional para prevenir, combatir y erradicar el comercio ilícito de fauna y flora silvestres mediante el fortalecimiento de la legislación y los reglamentos necesarios para prevenir, investigar, perseguir y castigar adecuadamente dichos delitos.

“Ningún país puede ganar la lucha contra el comercio ilícito de especies silvestres por su propia cuenta. En el pasado hemos visto lo que se puede lograr con países cuando se trabaja en conjunto. Todo el apoyo político, financiero y técnico que se ha generado debe continuar convergiendo y materializándose en un apoyo directo a la primera línea para implementar sus compromisos en el marco de la CITES.” añadió Higuero.

Durante la conferencia, los países participantes adoptaron la declaración de Limaque, entre otras cosas, reconoce el gran apoyo ofrecido por el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC). Se alienta a los países a que traten los delitos contra la vida silvestre como delitos graves y hagan uso de las herramientas y servicios disponibles del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre en la lucha contra los delitos contra la vida silvestre. 

La conferencia de Lima se basa en los esfuerzos colectivos en curso desde 2014 en Londres, Kasane y Hanói. Todos estos esfuerzos han desempeñado un papel fundamental que ha permitido mantener y reforzar el impulso y el apoyo político a la lucha contra el comercio ilegal de fauna y flora silvestres.

Véase más