El Presidente de Madagascar y el Secretario General de la CITES debaten acerca de las medidas para frenar el comercio ilegal de maderas en el marco de la 69ª Asamblea General de la ONU

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

 

COMUNICADO DE PRENSA

El Presidente de Madagascar y el Secretario General de la CITES debaten acerca de
las medidas para frenar el comercio ilegal de maderas en el marco de
la 69ª Asamblea General de la ONU

El Presidente solicita apoyo internacional para poner fin  al saqueo de los recursos naturales de Madagascar

Ginebra, 7 de octubre de 2014 – El Presidente de Madagascar, el Sr. Hery Rajaonarimampianina, y el Secretario General de la CITES, el Sr.  John E. Scanlon, se reunieron en Nueva York el 25 de septiembre para dar seguimiento a la implementación de medidas urgentes para detener el aumento del comercio internacional ilegal de maderas de Madagascar. La reunión supuso la continuación de las discusiones previas en Bruselas el pasado abril y tuvo lugar en la sede de la ONU en el marco de la 69ª sesión de la Asamblea General de la ONU.

(de izquierda a derecha) el Secretario General de la CITES, John E. Scanlon, el Presidente de
Madagascar, Hery Rajaonarimampianina y el Ministro del Medio Ambiente, Ecología y Bosques,
Anthelme Ramanana Ramparany

Desde la celebración de la reunión en abril, el gobierno de Madagascar ha solicitado al Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC) el despliegue rápido de un equipo de apoyo para incidentes relacionados con las especies silvestres (WIST), dirigido por Interpol, para guiar y facilitar el seguimiento apropiado de medidas de observancia de la ley. Las autoridades pertinentes de Madagascar están finalizando un plan conjunto con el fin de combatir la tala ilegal y coordinar respuestas de aplicación de la ley para impedir que los flujos de madera extraída de manera ilegal salgan del país.

El Presidente y el Secretario General reconocieron la importancia de implementar el plan, valorando los esfuerzos actuales de Madagascar y reconociendo los desafíos que supone el control de sus 5 000 km de costa. Ambos solicitaron apoyo internacional y cooperación para asistir a los Estados en la detección de exportaciones, trasbordos e importaciones de madera ilegal.

En el debate anual de alto nivel en Nueva York, el Sr Rajaonarimampianina mecionó por primera vez en la historia de la Asamblea el tráfico ilegal de especies incluidas en los Apéndices de la CITES e hizo un llamamiento a la comunidad internacional para apoyar a Madagascar en su política de cero tolerancia con respecto a todas las formas de tráfico relacionado con los recursos naturales y especies silvestres.

El Presidente de Madagascar advirtió a la Asamblea general de las naciones Unidas que “a pesar de las medidas que ya estamos tomando hay que reconocer que los traficantes aún logran frustrar las medidas de supervisión y esto se debe a la escasez de recursos disponibles para tratar con traficantes  fuertemente armados.”

“El 5% de la biodiversidad mundial se encuentra en Madagascar. Por lo tanto, nuestra responsabilidad consiste en preservar esta riqueza y garantizar que se gestione mejor para nuestras futuras generaciones. Tan pronto asumí mi cargo en enero, le declare la Guerra a los traficantes de palo rosa, así como a las otras personas dedicadas al comercio ilegal de especies protegidas,” añadió.

Acogiendo con agrado el progreso anunciado por Madagascar, el Secretario General de la CITES ofreció a Madagascar apoyo jurídico y técnico, incluida la posibilidad de asistencia en el futuro en el marco del Programa de la OIMT-CITES sobre especies arbóreas.

“El Presidente señaló a la atención del mundo la enorme escala del comercio ilegal de palo rosa y la amenaza que éste supone al medio ambiente y a la economía de Madagascar. El hurto de sus recursos naturales tiene que acabar y se requiere un esfuerzo colectivo a nivel mundial para respaldar a Madagascar con sus esfuerzos. Es imperativo que todos los Estados concernidos – ya sean Estados de origen, tránsito o destino – permanezcan vigilantes para garantizar la legalidad de todas las cargas de especies de madera incluidas en la CITES provenientes de Madagascar,” dijo el Sr Scanlon.

Todavía siguen saliendo del país existencias de palo rosa, palisandro y ébano recolectadas ilegalmente en Madagascar, a niveles sin precedentes, utilizando muchas rutas diferentes. Distintos países siguen declarando grandes decomisos, principalmente en África y Asia. Por ejemplo,  entre noviembre de 2013 y abril de 2014 varias autoridades en países de tránsito y destino  decomisaron más de 4 000 toneladas de palo rosa que se sospechaba que habían sido exportadas ilegalmente de Madagascar.

La información acerca de las poblaciones de Dalbergia en Madagascar es escasa. No existe información consolidada sobre los volúmenes de especies individuales de palo rosa extraído y comercializado, o un inventario exhaustivo para ninguna de las especies. A pesar de que las cifras oficiales aún no están disponibles, en algunos  informes no oficiales se estima que los recientes decomisos en Madagascar y otros países superan los 50 000 troncos con un valor de 130 millones de dólares estadounidenses, a precios corrientes, o varias veces más una vez procesados los troncos en productos de madera como láminas de chapa de madera.

Antecedentes sobre la inclusión del palo rosa en el Apéndice II de la CITES

En la 16ª reunión (CoP16, Bangkok, 2013), la Conferencia de las Partes en la CITES acordó la inclusión en el Apéndice II de las poblaciones de los géneros Dalbergia y Diospyros de Madagascar, con una anotación que restringe la inclusión a “trozas, madera aserrada y láminas de chapa de madera”.

En la misma reunión, las Partes también adoptaron la Decisión 16.152 sobre las poblaciones de Madagascar de ébanos (Diospyros spp.) y palo rosa (Dalbergia spp.) y un Plan de Acción relacionado. La rápida ejecución del Plan de Acción de la CITES adoptado por la CITES en marzo de 2013 también resultará crítica para la conservación y utilización sostenible a largo plazo de estas maderas preciosas.

El 13 de agosto de 2013, las Autoridades CITES de Madagascar solicitaron a la Secretaría que publicara un cupo nulo para las exportaciones de maderas de ébanos, palos de rosa y palisandros de Madagascar durante un período de seis meses, hasta el 13 de febrero de 2014. Posteriormente, Madagascar prorrogó su moratoria a la exportación hasta el 14 de abril de 2014. Se aplica a todas las existencias de estas maderas. Conforme al Plan de Acción de la CITES, se debería mantener el embargo hasta que el Comité Permanente haya aprobado los resultados de una auditoría de las existencias y un plan de utilización para determinar qué parte de las existencias se ha acumulado legalmente y puede exportarse legalmente.

La Secretaría CITES se está comunicando con todos los Estados Miembros, socios y posibles donantes para que presten asistencia a Madagascar para proteger su patrimonio natural por medio de la plena aplicación de las medidas de la CITES, incluido el Plan de Acción.

Los socios del ICCWC están intercambiando información y cooperando para brindar asistencia a los países para combatir estos delitos contra los bosques. Se entiende que han desaparecido grandes cantidades de troncos de palo rosa de depósitos situados al nordeste de Madagascar en los últimos meses. Una de las supuestas modalidades que usan los traficantes es sacar los troncos en embarcaciones pequeñas que los transportan a buques más grandes que esperan en alta mar.

La Operación COBRA II fue organizada por el Grupo Especial del Acuerdo de Lusaka (LATF), China, los Estados Unidos de América, Sudáfrica, la Red para la aplicación de las leyes sobre vida silvestre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN-WEN) y la Red para la aplicación de las leyes sobre vida silvestre del Sur de Asia (SA-WEN), y fue coordinada por Equipos de Coordinación Internacional con sede en Nairobi y Bangkok. La operación se centró en algunas especies clave que son objeto de comercio ilegal, y permitió realizar una gran cantidad de detenciones así como decomisos de especímenes de muchas especies, tales como guepardo, elefante, rinoceronte, pangolín, leopardo, palo rosa, serpiente, tigre y tortuga, entre otras.

En 2007, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO inscribió a los Bosques del Atsinanana en la Lista del Patrimonio Mundial. En dos de los seis parques nacionales de este área se está produciendo la recolección ilícita de especímenes de Dalbergia spp. y Diospyros spp. El Comité del Patrimonio Mundial ha recomendado medidas correctivas, que incluyen medidas de aplicación de la ley, de restauración de áreas degradadas y de liquidación de existencias.

Nota a los editores: Para más información, contáctese a Juan Carlos Vasquez en +4179-552 27 32 (móvil), o juan.vasquez@cites.org

Acerca de la CITES

La CITES pertenece a la primera serie de tratados ambientales mundiales: fue adoptada en Washington D.C. en 1973 y fue el primer tratado que entró en vigor, en julio de 1975.

Con 180 Estados Miembros, la CITES sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la biodiversidad mediante la regulación del comercio de especies de flora y fauna silvestres.

La CITES regula el comercio internacional de más de 35.000 especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene el objetivo de garantizar que el comercio de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable.

Los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Río+20 en junio de 2012 reconocieron (en el documento final “El futuro que queremos”), el importante papel que desempeña la CITES como un acuerdo internacional situado en la intersección entre el comercio, el medio ambiente y el desarrollo.

Para saber más sobre la CITES, visite www.cites.orgo síganos en:

www.facebook.com/CITES.org
www.twitter.com/citesconvention
www.youtube.com/citesvd
www.flickr.com/cites

Acerca del ICCWC

El ICCWCrepresenta el esfuerzo de colaboración de cinco organizaciones intergubernamentales que se afanan por prestar un apoyo coordinado a los organismos encargados de hacer cumplir la ley en material de flora y fauna silvestres  y a las redes subregionales y regionales que promueven día a día la defensa de los recursos naturales. Las organizaciones aliadas del ICCWC en esta tarea son la Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la INTERPOL, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas. 

La misión del ICCWC consiste en propiciar una nueva época en la que se haga frente a los autores de delitos graves contra la flora y la fauna silvestres mediante medidas enérgicas y coordinadas, en contraposición a la actualidad, donde estos delincuentes apenas corren riesgos de ser descubiertos y castigados.

En este contexto, el ICCWC trabaja para los servicios encargados de la aplicación de la ley sobre vida silvestre, y con ellos, ya que sus funcionarios sobre el terreno son quienes deberán llevar ante la justicia a las personas implicadas en delitos contra la vida silvestre. 

El ICCWC trata de apoyar un desarrollo de la aplicación de la ley sobre la base de políticas de recursos naturales social y ambientalmente sostenibles, teniendo en cuenta la necesidad de proporcionar medios de subsistencia a las comunidades rurales pobres y marginalizadas.

Puede obtener información sobre elICCWC ingresando en el sitio: http://www.cites.org/esp/prog/iccwc.php