La gestión sostenible la fauna y flora silvestres es fundamental para lograr las metas del Marco Mundial de Biodiversidad de Kunming-Montreal.

Actualizado en 07 Noviembre 2023
cpw partners

COMUNICADO DE PRENSA CONJUNTO - Nairobi (Kenya) - Un órgano científico de las Naciones Unidas especializado en biodiversidad reconoce el valioso papel que desempeña la exclusiva Asociación de Colaboración sobre Manejo Sostenible de la Fauna Silvestre

The flyer is available from here

En la Evaluación de la IPBES del uso sostenible de las especies silvestres1 se destaca que se utilizan unas 50.000 especies de animales, plantas y hongos como fuente de energía, medicamentos, materiales y para otros fines y que los alimentos e ingresos de un quinto de la población mundial dependen de plantas silvestres. Estas especies revisten esa misma importancia fundamental para la supervivencia de los ecosistemas que las sustentan y son la piedra angular de los medios de subsistencia y culturas de los pueblos indígenas y las comunidades locales. Al mismo tiempo, la aceleración de la crisis mundial de biodiversidad, el aumento de la población humana, los avances tecnológicos y el creciente uso y comercio amenazan a las especies silvestres y su papel vital para las personas y el planeta.

La Asociación de Colaboración sobre Manejo Sostenible de la Fauna Silvestre (CPW), formada por 13 organizaciones, mantiene su compromiso de seguir apoyando y ayudando a reforzar la gestión sostenible de la fauna silvestre como una de las herramientas para hacer frente a estos retos. Este compromiso se subrayó durante los debates sobre la gestión sostenible de la fauna y flora silvestres que se mantuvieron en la 25ª reunión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico (OSACTT-25) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) celebrada en Nairobi (Kenya) la semana pasada. En las negociaciones, se reconoció la manera en que el Marco Mundial de Biodiversidad de Kunming-Montreal (MMBKM) ha destacado aún más la importancia de la gestión sostenible de las especies silvestres para su conservación. La gestión sostenible de las especies silvestres puede aportar un enfoque de abajo hacia arriba que contribuya especialmente a la consecución de la Meta 4 del MMBKM, que pretende detener el declive de la biodiversidad y apoyar medidas de gestión tendientes a la recuperación y conservación de las especies y los recursos naturales, así como las Metas 5 y 9, que buscan garantizar que el uso, la recolección y el comercio de especies silvestres sea sostenible, seguro y lícito, previniendo la sobreexplotación y proporcionando beneficios a las personas, acciones que van de la mano de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En un esfuerzo por ofrecer una visión actualizada de los avances en el campo de la gestión de las especies silvestres, la CPW organizó un acto paralelo para las Partes en el CDB y otros participantes al margen de la OSACTT-25. Durante este acto, la Asociación presentó oficialmente su plan de trabajo práctico para 2023‑2025.

Basándose en la experiencia adquirida en la elaboración de las Orientaciones voluntarias del CDB para que el sector de la carne de animales silvestres sea sostenible, aprobadas en la 14ª reunión de la Conferencia de las Partes (COP) en el CDB (COP14 del CDB) (véase CBD/COP/DEC/14/7), las Partes en el CDB han reconocido a la CPW como un asociado clave de la Secretaría del CDB. El proyecto de decisión adoptado por la OSACTT-25 pide a la Secretaría del CDB que colabore con la CPW para identificar otras áreas más allá del sector de la carne de animales silvestres que puedan requerir orientación complementaria, y que tome en consideración los siete elementos clave[1] de una política eficaz para el uso sostenible de las especies silvestres que se definieron en el Informe de evaluación de la IPBES sobre el uso sostenible de las especies silvestres.

Una de las primeras tareas de la CPW será colaborar con la Secretaría del CDB para responder a la recomendación del plenario de la OSACTT-25 sobre los temas 4 y 6 de su programa. Para ello, se llevará a cabo un análisis de carencias, en consonancia con el mandato del Convenio y los objetivos y metas del MMBKM, con el fin de identificar las áreas que no están debidamente cubiertas por las orientaciones existentes elaboradas en el contexto de acuerdos ambientales multilaterales pertinentes y organizaciones internacionales competentes.

El proyecto de decisión adoptado en la OSACTT-25, para su consideración y adopción por la 16ª reunión de la COP del CDB (COP16 del CDB), alienta a las Partes en el CDB a trabajar conjuntamente con sus asociados, en particular a través de la CPW, para desarrollar indicadores para el seguimiento del estado y las tendencias del uso de las especies silvestres, los beneficios sociales, económicos y ambientales y las consecuencias para los grupos en situación de vulnerabilidad, teniendo en cuenta los indicadores del marco de seguimiento. Esta tarea está claramente armonizada con el plan de trabajo de la CPW, que incluye una actividad para iniciar el proceso de creación de marcos de seguimiento e indicadores claros y eficaces para las metas relativas a las especies silvestres, en particular las Metas 4, 5 y 9.

El proyecto de decisión también hace referencia a numerosas otras esferas en que la CPW puede desempeñar un papel. Esto incluye la elaboración de orientaciones para subsanar las carencias detectadas. La decisión también propone a la CoP16 del CDB que el Secretario Ejecutivo colabore con la CPW, las Partes y otros, incluidos los pueblos indígenas y las comunidades locales, las mujeres y la juventud, con miras a facilitar regionales para llegar a un entendimiento común sobre la aplicación de los siete elementos clave del Informe de evaluación de la IPBES sobre el uso sostenible de las especies silvestres.

La CPW, establecida hace un decenio mediante la decisión XI/25 del CDB, sigue cumpliendo su misión de aumentar la cooperación y coordinación en cuestiones relacionadas con el manejo sostenible de la fauna silvestre entre sus miembros, en los casos en que añada valor, a fin de promover la gestión sostenible de la fauna vertebrada terrestre, contribuyendo a la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y a la seguridad alimentaria, los medios de subsistencia y el bienestar de los seres humanos.

Notas

Lea el Resumen científico de las metas del Marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020 relacionadas con el uso sostenible para obtener más información sobre la importancia del MMBKM para la gestión sostenible de las especies silvestres

La Asociación de Colaboración sobre Manejo Sostenible de la Fauna Silvestre (CPW)

La Asociación de Colaboración sobre Manejo Sostenible de la Fauna Silvestre (CPW) es una asociación voluntaria de 13 organizaciones internacionales con mandatos y programas sustantivos para promover el uso sostenible y la conservación de los recursos de la vida silvestre. La misión de la CPW consiste en aumentar la cooperación y coordinación en cuestiones relacionadas con el manejo sostenible de la fauna silvestre entre sus miembros, en los casos en que añada valor, a fin de promover la gestión sostenible de la fauna vertebrada terrestre, contribuyendo a la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y a la seguridad alimentaria, los medios de subsistencia y el bienestar de los seres humanos.

Entre los miembros actuales se encuentran los siguientes:

Contacto:
 

Secretaría de la CPW: [email protected]

[email protected]
[email protected]
 


[1] Los elementos clave que se mencionan en el Informe de evaluación de la IPBES sobre el uso sostenible de las especies silvestres para la elaboración y aplicación de políticas de uso sostenible son los siguientes: 1) adopción de decisiones inclusiva y participativa; 2) inclusión de múltiples formas de conocimiento y reconocimiento de los derechos; 3) distribución equitativa de los costos y beneficios; 4) políticas adaptadas a los contextos sociales y ecológicos locales; 5) seguimiento de las condiciones y prácticas sociales y ecológicas; 6) políticas coordinadas y armonizadas; y 7) instituciones consuetudinarias y reglamentarias sólidas.