Discurso de apertura de John E. Scanlon, Secretario General de la CITES en el Sexagésimo sexta reunión del Comité Permanente

Sexagésimo sexta reunión del Comité Permanente

Ginebra (Suiza), 11 de enero de 2016

Discurso de apertura de John E. Scanlon, Secretario General de la CITES

Muchas gracias, Sr. Presidente. Al igual que usted también quisiera desear a todos un Feliz Año Nuevo – Bonne Année, Happy New Year – y dar la más calurosa bienvenida a todos los miembros del Comité Permanente, las Partes Observadoras, las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales así como al sector privado y a los medios de comunicación.

Deseamos dar la bienvenida de manera especial a la Unión Europea, que ha pasado a ser Parte en la CITES desde que nos reuniéramos por última vez y, por consiguiente, está presente hoy como Parte Observadora por primera vez.

Hemos establecido un nuevo récord del número de participantes inscritos para esta reunión del Comité Permanente. Incluyendo a los visitantes, esperamos contar con la participación en la reunión de esta semana de 500 personas en representación de 77 Partes, 59 organizaciones intergubernamentales, 139 ONG y 16 organizaciones del sector privado. 

Para conocimiento de aquellos que participan en esta reunión de la CITES por primera vez, los 19 miembros del Comité Permanente se encuentran sentados en las primeras filas y son los encargados de tomar las decisiones y todos los que se encuentran sentados detrás participan como observadores. 

Atrás ha quedado la época en la que el Comité se reunían una pequeña oficina y como observamos en la 65a reunión del Comité Permanente, estas reuniones se asemejan ahora a una mini Conferencia de las Partes, con órdenes del día largos y detallados, muchísimos documentos de referencia, un gran número de participantes, múltiples eventos paralelos y un gran interés por parte de los medios de comunicación. Tenemos aproximadamente 150 puntos y subpuntos del orden del día, 100 documentos que suman aproximadamente 2 700 páginas, y más de 30 eventos paralelos asociados con la reunión de esta semana.

El alto nivel de interés y participación en la labor de nuestro Comité Permanente y, de hecho, en todos nuestros Comités, constituye una evolución positiva y bienvenida, algo que debemos celebrar; pero que también ha tenido efectos en todos nosotros incluyendo a la Secretaría. 

Actualmente, es evidente que este alto interés en la CITES ya no es una excepción. Es la nueva situación normal y es algo que en el futuro debemos planificar mejor con un presupuesto más adecuado.

-----

Como señaló el Presidente, el orden del día de esta semana cubre elementos esenciales relacionados con: las especies amenazadas debido al comercio ilegal y no sostenible de vida silvestre; el fortalecimiento de la sostenibilidad y la trazabilidad de las especies que son objeto de comercio legal, y el examen de la situación de la presentación de informes y las legislaciones nacionales.

Desde que nos reuniéramos en julio de 2014, la Secretaría ha dedicado un gran número de esfuerzos a la lucha contra el comercio ilegal de vida silvestre, la asistencia para la aplicación de las nuevas inclusiones, especialmente las especies maderables, los tiburones y las mantarrayas, la solución de los problemas de cumplimiento y el apoyo a los esfuerzos conexos de fomento de capacidad, incluyendo con la legislación nacional y los PANM (Planes de Acción Nacionales para el Marfil), y la recaudación de recursos adicionales para apoyar la aplicación a nivel nacional.

También apoyamos dos reuniones altamente exitosas de los comités científicos que tuvieron lugar en Tel Aviv, Israel, y Tbilisi, Georgia y deseo expresar mi más sincero agradecimiento al Gobierno y al pueblo tanto de Israel como de Georgia por su generosidad, su cálida hospitalidad y los preparativos impecables para acoger estas dos reuniones tan exitosas.

-----

Cuando me dirigí por primera vez este Comité en su 61a reunión en 2011, señalé que la CITES era más pertinente que nunca pero que este hecho todavía no se reflejaba en el nivel de apoyo político o financiero a la Convención.

En aquel momento, informé a este Comité que habíamos emprendido un esfuerzo de divulgación y de mejor interrelación de la CITES con objetivos políticos amplios y con un amplio número de asociados. Nuestro objetivo manifiesto era ayudar a que el mundo descubriera la importancia de la CITES tanto por su esencia misma como por su contribución para alcanzar otros objetivos y metas de relevancia. 

Existe un viejo dicho que dice: «ten cuidado con lo que deseas».

Hoy, en la 66a reunión del Comité, podemos informar que gracias a los esfuerzos de muchos este objetivo ha sido alcanzado, con niveles sin precedentes de apoyo político a la  CITES, nuevas fuentes sustanciales de financiación a disposición de las Partes en la CITES, y un apoyo directo para la aplicación de la CITES por parte de toda una serie de asociados tanto desde dentro como desde fuera del sistema de las Naciones Unidas. 

Este nivel sin precedentes de interés político, institucional y público en las cuestiones relacionadas con la CITES está generando ahora el tipo de apoyo financiero y técnico necesario para aquellos que actúan en primera línea a fin de conseguir una aplicación efectiva de la Convención, tanto combatiendo el tráfico ilícito como velando por que el comercio de las especies incluidas en el Apéndice II sea legal y sostenible. 

Es algo que podemos constatar en la medida en que vayamos avanzando con el orden del día pero, a modo de ejemplo, desde nuestra última reunión hemos constatado:

  • En materia de observancia: el valor del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC) ha sido reconocido por la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Lucha contra el tráfico ilícito de fauna y flora silvestres adoptada el año pasado. Es responsabilidad del Consorcio proporcionar apoyo práctico para la observancia en el terreno y el fomento de capacidad en todas partes del mundo, algo que será destacado en la plenaria y en dos eventos paralelos específicos que se celebrarán hoy y el miércoles en esta misma sala.
     
  • En materia de financiación: en 2011 la Secretaría encabezó los esfuerzos para alentar al Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) a que considerara el comercio ilegal y no sostenible de vida silvestre como una cuestión prioritaria. En este sentido, la CoP 16 adoptó varias decisiones relacionadas con el FMAM en 2013. En 2015, el Consejo del FMAM aprobó la Asociación Mundial para la Conservación de la Vida Silvestre y la Prevención del Delito para el Desarrollo Sustentable y la Secretaría está ayudando a asegurar que las Partes en la CITES admisibles puedan acceder a esta financiación. También estamos presenciando niveles mayores de financiación por parte de otros donantes y filántropos, y la CITES, el PNUD, el PNUMA, la UNODC y el Banco Mundial organizaron la primera Mesa redonda de donantes para la vida silvestre a finales de 2015.
     
  • En materia de asistencia técnica: hemos profundizado nuestra labor común con la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) con relación a la salud y el bienestar animal, la Royal Foundation con relación al transporte y la IATA (Asociación del Transporte Aéreo Internacional) con relación al transporte aéreo, el PNUMA con relación a las legislaciones nacionales, el PNUD con relación al apoyo a la aplicación de los PANM (Planes de Acción Nacionales para el Marfil), el CCI (Centro de Comercio Internacional) y la OMC con relación a los permisos electrónicos, el Banco Mundial y la Organización de Estados Americanos con relación a los medios de subsistencia y el turismo relacionado con la vida silvestre y una amplia gama de organizaciones con relación a la trazabilidad.

Hoy en día, la CITES es un ejemplo internacional excepcional de una convención que está trabajando en colaboración con múltiples organizaciones y disciplinas para reforzar la aplicación a nivel nacional, así como con organizaciones que se ocupan de cuestiones tan diversas como el comercio, el medio ambiente, el desarrollo, la salud y el bienestar animal, la aplicación de la ley y la financiación.

En el marco de las Naciones Unidas se hablaría de "sinergias" o de "incorporación en todos los ámbitos", algo que hemos tratado de conseguir a través de un esfuerzo colectivo de manera pragmática y eficaz para ayudar mejor a nuestras Partes a cumplir con sus compromisos internacionales. Esta cuestión será abordada bajo el punto 16 del orden del día, así como en el punto 34 sobre Trazabilidad. 

-----

La CITES es el instrumento jurídico internacional que sirve de base para estos esfuerzos múltiples y variados y la función principal de la CITES en la regulación del comercio internacional de vida silvestre, tanto en el combate del comercio ilegal como en la facilitación del comercio legal, sostenible y trazable, ha sido reafirmada a través de múltiples declaraciones y resoluciones, desde Rio+20 en junio de 2012, hasta la resolución de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA) de 2014, o la resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la Lucha contra el tráfico ilícito de fauna y flora silvestres de 2015, así como a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, tal como lo indicó el Presidente.

La comunidad internacional espera ahora que este Comité apoye a los Estados en sus esfuerzos colectivos para aplicar la CITES, y, cuando sea apropiado y necesario, que utilice las medidas de cumplimiento que las Partes en la Convención han confiado a este Comité.

-----

Como ustedes saben, la Secretaría se encuentra actualmente en una gran fase de transición con la jubilación de cinco funcionarios experimentados durante los últimos 12 meses y el despliegue a nivel de las Naciones Unidas de una nueva iniciativa de reforma administrativa en profundidad conocida como Umoja, todo lo cual ha tenido una gran repercusión en la Secretaría. 

Tenemos muchos nuevos rostros en la Secretaría, y algunos rostros familiares con nuevas funciones. Es algo que explicaremos detenidamente bajo el punto 9.2 del orden del día pero quería expresar públicamente en mis palabras de apertura nuestro más profundo agradecimiento a los dos altos funcionarios que se jubilaron a finales del año pasado por su excepcional contribución a la CITES durante 10 y 15 años respectivamente, me refiero a Marcos Silva y Marceil Yeater. 

También deseo agradecerle a usted, señor Presidente, por sus generosas palabras de apertura y por su profundo compromiso con la CITES. Como siempre, tanto usted como el Comité pueden contar con el pleno apoyo de la Secretaría cuando el Comité vaya considerando el orden del día que tiene ante sí.

Quisiera concluir recordándonos a todos que la CoP 17 en Johannesburgo, Sudáfrica, tendrá lugar dentro de sólo 256 días, y sé que todos estamos esperando con anhelo ese momento. ¡Espero verles a todos en Sudáfrica!

Muchas gracias.