Observaciones del Secretario General de la CITES en la 71a Asamblea General Anual (AGM) de la IATA

71a Asamblea General Anual de la IATA

Miami, 8 de junio de 2015

‘Transporte aéreo y el comercio ilegal de especies silvestres’

Discurso de John E. Scanlon, Secretario General de la CITES


Presidente de la AGM, Doug Parker (Director Ejecutivo de American Airlines).
Tony Tyler, Director Ejecutivo de la IATA.
Distinguidos delegados.

Es un gran honor estar invitado a su Asamblea General Anual y quisiera expresar mi sincere agradecimiento a las aerolíneas miembro de la IATA, así como a Tony Tyler, por brindarnos la oportunidad única de dirigirnos a ustedes por primera vez – en un año que marca el 70º Aniversario de la IATA y los 40 años desde que entró en vigor la CITES.

-----

Una gran cantidad de especies y productos de fauna y flora silvestres se comercializan de manera legítima bajo la CITES. Muchas de éstas se transportan por vía aérea y hemos gozado de una relación prolongada y beneficiosa con la IATA – especialmente en cuanto a los requisitos de la CITES para el transporte de animales vivos y plantas.

Sin embargo, hoy me encuentro aquí para hablar de las devastadoras consecuencias económicas, sociales y medioambientales del comercio ilegal de fauna y flora silvestres – en el caso de las especies silvestres que se comercializan incumpliendo las disposiciones de la CITES, cómo los criminales utilizan el transporte aéreo para transportar su contrabando y cómo el sector del transporte aéreo puede colaborar en mayor medida para ayudar a combatir este comercio ilegal.

-----

La CITES es un acuerdo jurídicamente vinculante entre 181 Estados partes, que establece las normas internacionales para el comercio de fauna y flora silvestres.

La Convención regula el comercio internacional de más de 35 000 especies de fauna y flora, incluyendo sus partes y derivados. El tipo de las diversas medidas comerciales utilizadas por la CITES para regular este comercio depende principalmente de la condición biológica de las especies.

La explotación comercial de algunos especímenes capturados en su estado silvestre está prohibido en virtud de la CITES – como el comercio de marfil de elefante, cuerno de rinoceronte, grandes simios, tortugas marinas y tigres.

El comercio internacional de otros especímenes está permitido pero está estrictamente regulado por la CITES a través de un sistema para evitar la sobreexplotación – como el comercio legal de pieles de caimanes y pitones, la carne de concha reina, la lana de la vicuña y la corteza del cerezo africano. Este comercio legal y sostenible puede tener beneficios tanto para las especies silvestres como para las personas.

-----

Sin embargo, en los últimos años hemos experimentado un aumento en el comercio ilegal de especies silvestres, particularmente cuando éste afecta a los elefantes, rinocerontes, pangolines y algunas especies de madera preciosa. Este comercio ilegal es de carácter global y está ocurriendo a escala industrial.

Cada vez más nos estamos enfrentando a delincuentes organizados transnacionales y, en algunos casos, a milicias rebeldes y elementos descontrolados de las fuerzas armadas. Éstos están dirigiendo esta caza furtiva a escala industrial y el comercio ilegal destinado a los mercados ilícitos – cuyos beneficios se utilizan para todo tipo de actividades criminales.

Esta dinámica ha sido reconocida plenamente por el Consejo de Seguridad las Naciones Unidas (ONU), la Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal, e INTERPOL, así como por muchos otros.

A pesar de que se están desplegando mayores esfuerzos colectivos para combatir los delitos contra las especies silvestres, éstos siguen siendo un gran problema en todo el mundo, estimado por algunos en incluso 20 mil millones de dólares anuales – situándolo entre otros graves delitos transnacionales como el tráfico de seres humanos y armas.

Permítanme compartir con ustedes solamente tres ejemplos para ilustrar la escala de la toma ilegal que alimenta este comercio ilícito:

  • La caza furtiva de los elefantes africanos y el consecuente comercio ilegal del marfil constituyen una de las formas más destructivas y notorias de delitos contra la vida silvestre. En el periodo de 2010-2012, se estima que se cazó furtivamente a 100 000 elefantes por su marfil. En algunas regiones, como África Central, las matanzas superan los nacimientos, lo que pone a las poblaciones regionales en riesgo inminente de extinción.
     
  • La recuperación del rinoceronte blanco es un éxito de conservación, principalmente debido a los esfuerzos realizados en Sudáfrica, sin embargo, estos avances se encuentran actualmente amenazados. Hasta 2007 se controló bien la caza furtiva y solamente se cazaron 13 animales. Desde entonces se ha presenciado un rápido incremento en los índices de caza furtiva que el año pasado alcanzaron un nivel culminante de 1 215 rinocerontes cazados de manera furtiva tan sólo en Sudáfrica solamente por su cuerno.
     
  • Estos delitos no sólo afectan a estas especies icónicas, sino también a otras menos conocidas. Especies menos conocidas como el pangolín, un mamífero pequeño que se alimenta de hormigas que vive en África y Asia, está siendo cazado a ritmos extremadamente elevados por sus escamas y carne –solamente en una incautación de aduanas se recuperaron 10 toneladas de carne de pangolín – lo que equivale a 130 personas con mi peso.

-----

En términos generales, quedan menos de 24 000 rinocerontes en el continente africano, con otros 3 000 en Asia (que incluyen solamente 200 rinocerontes de Sumatra). En 2011 desapareció el último rinoceronte de Java en Viet Nam, y en 2013 desapareció el último rinoceronte conocido en Mozambique, ambos en manos de cazadores furtivos – y el guardabosques que ven en la pantalla está protegiendo el último macho sobreviviente de rinoceronte blanco en el planeta.

Los elefantes de bosque en África Central disminuyeron en más de un 60% en diez años, los tigres silvestres tan sólo ascienden a 3 200, y solamente quedan 800 gorilas de montaña en estado silvestre, presentados en el maravilloso documental, Virunga.

Para poner estas cifras en un contexto humano, el estadio de Sun Life aquí en Miami tiene una capacidad para 65 000 personas – lo que equivale a más de dos veces el número de rinocerontes que quedan en el planeta y más de veinte veces el número de tigres silvestres.

Distinguidos delegados, estamos llegando casi literalmente al final de muchas de estas especies – estamos frente a una crisis y, si no actuamos inmediatamente, vamos a perderlos ante nuestra mirada vigilante.

-----

Sin embargo, las repercusiones de este comercio ilegal no recaen solamente en las especies silvestres ya que también representan una amenaza para los pueblos y su subsistencia, las economías nacionales y en algunos casos, la seguridad nacional y regional.

Guardabosques valientes sirviendo en las primeras líneas mueren y resultan heridos en acto de servicio, se corrompe a oficiales y se está privando a las comunidades locales de tomar sus propias decisiones de desarrollo, incluyendo el uso legítimo de sus recursos de fauna y flora silvestres.

Muchos países dependen del turismo basado en la fauna y flora silvestres para generar ingresos y trabajos significativos nacionales y locales – y en algunos países constituyen una gran parte de su PIB, como en Kenya.

Destinos maravillosos por su flora y fauna silvestres están siendo saqueados por cazadores furtivos para el comercio ilícito, incluyendo sitios designados por la UNESCO como Patrimonios universales que se están degradando a través de África, como la reserva de Selous en la República Unida de Tanzania – que ha sido incluida en la lista de Patrimonios universales “en peligro’ debido a los altos niveles de caza furtiva.

En este contexto, se están desplegando esfuerzos de colaboración mejorados significativamente para combatir este comercio ilegal en los países de origen, tránsito y destino, tratando tanto la demanda como la oferta.

-----

Tenemos la suerte de vivir en un mundo interconectado – algo que ustedes deben saber más que cualquier otra audiencia.

Hoy en día hay más de:

  • 1,1 mil millones de llegadas de turistas internacionales al año;
  • 100 000 vuelos a diario; y
  • 500 millones de contendores despachados al año.

Pero formas legítimas de transporte están siendo explotados por delincuentes organizados transnacionales y otros para transportar su contrabando. Como su comité medioambiental ha indicado, esto puede suponer un riesgo para la seguridad del personal de la aerolínea y los pasajeros. Asimismo, podrá dar lugar a posibles riesgos en términos legales, financieros y de reputación. 

El cuerno de rinoceronte y escamas de pangolín ilegales son, por ejemplo, transportados con mayor frecuencia por vía aérea, y a pesar de que el marfil de elefante no trabajado ilegal se transporta en su mayoría por vía marítima, al parecer la mayoría de marfil trabajado comercializado de manera ilegal se transporta por vía aérea. Si tuviera más tiempo podría dar muchos más ejemplos.

El comercio ilegal de especies silvestres ocurre a escala industrial, pero en el contexto de volúmenes generales de transporte aéreo y marítimo, estamos con frecuencia buscando una “aguja en un pajar”, ya que solamente una pequeña fracción de los cargamentos y pasajeros transportan flora y fauna silvestres comercializadas de manera ilegal.

No obstante, este contrabando viajará  enormes distancias y pasará por muchas  manos antes de llegar a los mercados ilícitos, lo que significa que habrá muchos puntos en el camino en los que se puede interrumpir. Nuestro objetivo colectivo deberá ser aumentar al máximo el riesgo de comercializar de manera ilegal al interrumpirlo en cada etapa de la cadena de suministro ilegal.

-----

Por supuesto que no estamos pidiendo a las aerolíneas miembros de IATA que se conviertan en aduanas u organismos encargados de hacer cumplir la ley que realizan funciones gubernamentales centrales. 

Pero los organismos encargados de hacer cumplir la ley no pueden operar de manera aislada, necesitan acceder a buena inteligencia de múltiples fuentes y esa ahí que el sector del transporte puede  desempeñar una función decisiva.

Distinguidos delegados, tienen decenas de miles de personal en el terreno que tratan a diario con clientes, cargamentos y pasajeros y tienen un conocimiento profundo de sus propias cadenas de suministro. Su iniciativa e-freight ofrece oportunidades para colaborar de manera más estrecha con la CTES y garantizar mejor el comercio legal de flora y fauna silvestres al reducir el uso fraudulento de permisos y detectar el comercio ilícito. 

Y si ustedes, como directores ejecutivos y líderes de la industria aérea, advierten a su personal para que hagan que su compañía tenga como prioridad que no sea utilizada para transportar ninguna especie de flora o fauna silvestre o sus productos, entonces su personal puede ser un par de ojos y oídos en el terreno –observando, escuchando  y comunicando cualquier cosa que pueda ser sospechosa para las autoridades competentes – u ofreciendo lo que Tim Clark de Emirates ha descrito como, “inteligencia de la calle.”

Relacionado con esto está garantizar que toda la fauna y flora Silvestre comercializada de manera legítima se adhiera a las normas de IATA y a los requisitos de la CITES.

Su propio Director Ejecutivo de la IATA, el de Emirates, el de Kenya Airways, yo y otros líderes formamos parte de un Grupo de trabajo sobre el transporte establecido por la Fundación Real, bajo el patrocinio de SAR el Duque de Cambridge y presidido por William Hague – un distinguido ex Secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, para tratar cómo el sector de transporte puede asistir en la lucha contra el comercio ilegal de flora y fauna silvestres. 

 
 
Segunda reunión del Grupo de trabajo sobre transporte, mayo de 2015
 

La labor del Grupo de trabajo no se finalizará hasta más adelante este año pero tenemos que actuar rápido y hay tres áreas  claras en las que creemos que podríamos desempeñar una función decisiva, tanto de manera individual como colectiva, en el apoyo a estos esfuerzos, a saber:

  • Adoptar y  promulgar una política de tolerancia cero en materia de comercio ilegal de fauna y flora silvestres;
  • Aumentar la conciencia entre los clientes, pasajeros y personal de la magnitud, índole y efectos del comercio ilegal; y
  • Apoyar a las adunas y otros organismos encargados de hacer cumplir la ley a través del suministro de inteligencia recogida por su personal que trabaja en el terreno. 

Actualmente hay un esfuerzo colectivo global en curso a través de los países, la ONU, organizaciones internacionales y nacionales, entidades filantrópicas y personas dedicadas para luchar contra el comercio ilegal de fauna y flora silvestres. 

Hoy nos dirigimos a ustedes para que se unan a este esfuerzo global y ofrecemos nuestro pleno apoyo y el de nuestros asociados para ayudarlos como corresponda – y ayer su  Director ejecutivo y  yo firmamos el primer MdE entre la CITES y la IATA, en el que nuestras dos organizaciones se comprometen a trabajar juntas de manera más estrecha. 

Distinguidos delegados, hay muchos temas en su programa de esta semana y sin duda algunos suscitarán divergencia de opiniones y debates activos. Espero que unirse a este esfuerzo global para poner fin a este comercio ilegal altamente destructivo sea un tema que los una.

Gracias.

------------------

Véase también: