Operación exitosa pone de relieve la cooperación internacional cada vez mayor para combatir los delitos contra la fauna y flora silvestres

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

COMUNICADO DE PRENSA CONJUNTO

Operación exitosa pone de relieve la cooperación internacional cada vez mayor para combatir los delitos contra la fauna y flora silvestres
 

Ginebra, 18 de junio de 2015 – El Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC) recibió con satisfacción los resultados obtenidos durante la Operación COBRA III, una operación internacional de aplicación efectiva de la ley realizada en mayo de 2015 con el fin de combatir los delitos contra la fauna y flora silvestres y poner a los delincuentes involucrados en manos de la justicia.

La Operación COBRA III se tradujo en 139 arrestos y más de 247 incautaciones que incluyeron marfil de elefante, plantas medicinales, cuernos de rinoceronte, pangolines, palo de rosa, tortugas y muchos otros especímenes de plantas y animales. Entre los principales logros de la operación cabe señalar el arresto de un ciudadano chino presumido de haber estado coordinando el contrabando de cuerno de rinoceronte de Namibia, el arresto de un conocido cazador furtivo de elefante en India y la incautación de 340 cuernos de elefantes así como de 65 cuernos de rinoceronte en Mozambique. Más de 50 000 artículos de fauna y flora silvestres fueron incautados en el Reino Unido, así como 10 000 artículos adicionales en Austria y 5 000 en Alemania, que incluían grandes cantidades de cápsulas de suplementos ilegales con productos de especies silvestres. Otros países en los que se incautaron grandes cantidades de artículos ilegales incluyen la China, Singapur y Sudáfrica. En total, 37 países notificaron incautaciones y/o arrestos durante la operación.

Yury Fedotov, Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), subrayó que "el éxito de la Operación COBRA III arroja luz sobre la amplia y complicada red de criminales que se benefician del tráfico de especies silvestres en todo el mundo. Si  bien felicito a los países participantes en estas incautaciones, espero que también se ponga el mismo énfasis en los enjuiciamientos e  investigaciones dirigidas por los servicios de inteligencia que aún deben realizarse. Es fundamental tener en mente que se necesita una red para derrotar otra red."

La cooperación multilateral y los esfuerzos colectivos han sido el centro de la operación organizada por redes regionales encargadas de hacer cumplir la ley y organizaciones intergubernamentales bajo la presidencia de la Oficina de extensión para la observación de la ley de la Red de aplicación de las leyes sobre la flora y fauna silvestres de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN-WEN). Funcionarios de aduanas, la policía, agentes del sector forestal, organismos encargados de hacer cumplir la ley sobre la flora y fauna silvestres y otros organismos afines de 62 países en África, América, Asia y Europa trabajaron juntos y de manera estrecha para combatir el comercio ilegal de especies silvestres.

John E. Scanlon, Secretario General de la CITES, dijo “la Operación Cobra III es un gran ejemplo de la colaboración que se necesita entre múltiples organizaciones, disciplinas y agencias para combatir los delitos transnacionales organizados contra la fauna y flora silvestres. Resulta muy alentador observar cómo las agencias encargadas de hacer cumplir la ley trabajan conjuntamente en los Estados de origen, tránsito y destino para combatir estos graves delitos contra la vida silvestre, lo que hace que cada vez sea más probable que estas actividades ilícitas se detecten y que los criminales detrás de estos delitos sean sometidos a la justicia.”

El ICCWC contribuyó de manera importante a la Operación COBRA III a través de apoyo financiero, operacional y técnico. La generosa financiación de la Comisión Europea al ICCWC permitió que el consorcio financiara el establecimiento de la operación y del Equipo de coordinación internacional en Bangkok, con personal compuesto por representantes de los países participantes, las redes para la aplicación de la ley en materia de vida silvestre y organizaciones intergubernamentales. Esto promocionó de manera significativa la cooperación e intercambio de información y ofreció una oportunidad para que los agentes del orden pudieran trabajar en estrecha colaboración con sus homólogos de otros países en casos identificados. CENcomm, la herramienta de comunicación segura y codificada de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) permitió que los investigadores intercambiaran inteligencia e información en tiempo real y atajaran y rastrearan cargamentos sospechosos, cazadores furtivos y traficantes de especies amenazadas.

“La caza furtiva y el contrabando de especies silvestres siguen amenazando a especies en peligro de extinción. Operaciones cooperativas de observancia como ésta son cruciales para combatir estas actividades nefastas y para aumentar la conciencia sobre la dimensión del problema. Felicito a las autoridades aduaneras y a otras agencias que están haciendo la diferencia en el terreno en la lucha contra los delitos contra la fauna y flora silvestres,” dijo el Secretario General de la OMA, Kunio Mikuriya.

INTERPOL, en nombre del ICCWC, dirigió el apoyo brindado por el consorcio durante la Operación Cobra III. “La colaboración internacional para enfrentar los delitos contra la fauna y flora silvestres es la prioridad principal del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre. Es a través de iniciativas como la Operación Cobra III que el ICCWC puede ofrecer apoyo y orientaciones a los países para ayudarlos a dar prioridad a las investigaciones transnacionales de delitos contra la fauna y flora silvestres, mejorar el impacto de sus actividades relacionadas con la aplicación de la ley y garantizar que se realice un seguimiento de investigación apropiado,” dijo Cees Van Duijn, Coordinador de los proyectos de biodiversidad de la Unidad de Seguridad Medioambiental de Interpol. 

Funcionarios de INTERPOL, de la Oficina Regional de Enlace en Inteligencia de Asia/Pacífico de la OMA (RILO, por sus siglas en inglés) y de la RILO de África oriental y meridional de la OMA trabajaron con las fuerzas de seguridad nacionales y las redes de aplicación de la legislación sobre flora y fauna silvestres en el Equipo de coordinación internacional de Bangkok. La Secretaría de la CITES apoyó la operación desde su oficina en Ginebra y se enviaron analistas de la ONUDD para asistir con el acopio y análisis de datos.

Vatanarak Suranartyuth, Director de la Oficina de extensión para la observación de la ley de ASEAN-WEN señaló que “el éxito de la Operación Cobra III se debió al compromiso de los asociados de intercambiar información analítica y enfrentar el comercio ilícito de fauna y flora silvestres en los países de origen, tránsito y destino.” El Sr. Suranartyuth también hizo hincapié en que “nos hemos concentrado principalmente en tomar medidas contra los sindicatos del crimen contra fauna y flora silvestres mediante la cooperación y coordinación estrecha a través del Equipo de coordinación internacional y haremos un seguimiento en nuestras investigaciones”.

Cabe esperar más arrestos y enjuiciamientos a medida que continúan las investigaciones de seguimiento que surgen de la operación.

Nota a los editores:

Tengan en cuenta que el número de incautaciones y arrestos indicados más arriba solamente  incluyen los realizados durante el periodo de la operación. Los datos previos a la operación no han sido incluidos.

Para más información, póngase en contacto con Liu Yuan en el teléfono +41 22 917 8130, o por correo electrónico yuan.liu@cites.org.

Enlaces de interés :

 

Acerca de la CITES

Con 180 Estados Miembros, la CITES sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la biodiversidad mediante la regulación del comercio de especies de flora y fauna silvestres. Se comercian miles de especies internacionalmente y son utilizadas por las personas en su vida diaria con fines alimentarios, de vivienda, tratamientos de salud, turismo ecológico, productos cosméticos y de moda.

La CITES regula el comercio internacional de más de 35.000 especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene el objetivo de garantizar que el comercio de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable.

La CITES se firmó en Washington D. C. el 3 de marzo de 1973.

Para saber más sobre la CITES, visite www.cites.org o síganos en:

Acerca del ICCWC

El ICCWC es un esfuerzo de colaboración de las cinco organizaciones intergubernamentales para aportar un apoyo coordinado a los organismos nacionales encargados de la observancia de la ley sobre la vida silvestre y a las redes subregionales y regionales que actúan diariamente en defensa de los recursos naturales. Los socios del ICCWC son la Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), INTERPOL, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas.

La misión del ICCWC consiste en marcar el inicio de una nueva era en la que los autores de delitos graves contra la vida silvestre deberán hacer frente a una respuesta enérgica y coordinada, al contrario de lo que sucede actualmente en que el riesgo de detención y castigo es demasiado bajo.

En este contexto, el ICCWC desempeña fundamentalmente su labor para y con la comunidad de aplicación de la ley sobre la vida silvestre, ya que sus oficiales de primera línea son los que eventualmente llevarán ante la justicia a los responsables de delitos contra la vida silvestre.

El ICCWC busca apoyar el desarrollo de la aplicación de la ley que se basa en políticas sobre recursos naturales sostenibles en el ámbito social y ambiental, tomando en consideración la necesidad de proporcionar medios de subsistencia a las comunidades rurales pobres y marginalizadas.

Para obtener más información sobre el ICCWC, visite http://www.cites.org/esp/prog/iccwc.php