Los esfuerzos de creación de capacidad para la inclusión de los tiburones en la CITES son reconocidos en una resolución anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Pesca Sostenible

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

 

COMUNICADO DE PRENSA

Los esfuerzos de creación de capacidad para la inclusión de los tiburones en la CITES son reconocidos en una resolución anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Pesca Sostenible

 

Ginebra, 15 de diciembre de 2015 – La resolución sobre pesca sostenible(A/70/L.19), aprobada por unanimidad el 8 de diciembre durante el 70º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, refleja el papel de la CITES en el ámbito de la pesca sostenible, e incluye, por primera vez, las actividades de creación de capacidad promovidas por la Secretaría de la CITES y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y encaminadas a ayudar a las Partes a aplicar las inclusiones de tiburones en la CITES establecidas en 2013.

Examinada en el marco del tema del programa “Los océanos y el derecho del mar”, junto con su resolución hermana del mismo título, la resolución de más de 200 párrafos presenta a los Estados Miembros una oportunidad anual para analizar todas las cuestiones relacionadas con la pesca sostenible y recogerlas por escrito.

“Las Partes en la CITES están realizando esfuerzos concertados para aplicar efectivamente las inclusiones de tiburones y mantarrayas en la CITES, tal como fueron establecidas en 2013, una medida que está siendo complementada por una iniciativa colectiva mundial de apoyo a estas inclusiones,sin precedentes en los 40 años de historia de la Convención”, señaló el Secretario General de la CITES, John E. Scanlon.

La inclusión de las contribuciones de la CITES a la pesca sostenible en esta resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, incluidas, por primera vez, las actividades de creación de capacidad, es el resultado del aumento notorio de las relaciones con el sector de la pesca, a partir de la inclusión, en 2013, de cinco especies de tiburones y de todas las especies de mantarrayas en el Apéndice II de la CITES, que entró en vigor el 14 de septiembre de 2014 (Notificación No. 2014/042). También hace eco del reconocimiento que hicieron todas las Partes en la CITES, durante la pasada AC28, de las actividades de apoyo a las inclusiones en la CITES de las especies marinas explotadas comercialmente. En la conferencia, los participantes comentaron los “progresos sin precedentes” que se habían logrado.

Para ayudar a las Partes a aplicar las nuevas inclusiones, en especial a las Partes que son países en desarrollo, la CITES y la FAO organizaron numerosas actividades específicas de creación de capacidad a nivel regional y nacional desde 2013. Estas actividades se basan en las necesidades de capacidad comunicadas por las Partes en la CITES y parten de la experiencia de que ya disponen la FAO y las organizaciones regionales de ordenación de la pesca (OROP) en la materia.

Entre estas actividades, cabe citar la evaluación de necesidades de creación de capacidad en los principales países donde se pesca el tiburón (Resumen), el apoyo legislativo a nivel nacional, la asistencia en la elaboración o aplicación de Planes Nacionales de Acción para los Tiburones, la realización de estudios sobre la trazabilidad de los productos de tiburón en el comercio, el desarrollo de herramientas para la identificación de especies, la elaboración de material de capacitación y apoyo para la recopilación de datos y la formulación de dictámenes de extracción no perjudicial. Para una sinopsis detallada, véase el portal sobre tiburones de la CITES.

Muchas de estas actividades se han realizado o se están realizando en el marco del Proyecto de la CITES-Unión Europea titulado “Fortalecimiento de la capacidad en los países en desarrollo para garantizar la gestión sostenible de las especies silvestres y mejorar la aplicación de la reglamentación del comercio de especies silvestres CITES, con especial hincapié en las especies acuáticas explotadas comercialmente”, y en estrecha colaboración con la FAO.

“En 1975, no había ninguna especie de tiburón o raya incluida en la CITES. En la actualidad, ocho especies de tiburones y todas las mantarrayas están sujetas a los controles del comercio de la CITES, al igual que todas las especies de pez sierra, lo que indica el creciente interés de las Partes por aprovechar al máximo esta pragmática y eficaz convención, que ayuda a los países a lograr una pesca sostenible”, concluyó Scanlon.

Para más información, véase:

###

Nota a los Redactores: Para más información, póngase en contacto con Liu Yuan en el teléfono +41 22 917 8130, o por correo electrónico yuan.liu@cites.org.

Acerca de la CITES
 
Con 181 Estados Miembros, la CITES sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la biodiversidad mediante la regulación del comercio de especies de flora y fauna silvestres. Se comercian miles de especies internacionalmente y son utilizadas por las personas en su vida diaria con fines alimentarios, de vivienda, tratamientos de salud, turismo ecológico, productos cosméticos y de moda.
 
La CITES regula el comercio internacional de más de 35.000 especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene el objetivo de garantizar que el comercio de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable.
 
La CITES se firmó en Washington D. C. el 3 de marzo de 1973.
 
Para saber más sobre la CITES, visite: www.cites.org o síganos en:

www.facebook.com/CITES
www.twitter.com/CITES
www.youtube.com/c/CITES
www.flickr.com/CITES
www.linkedin.com/company/cites-org


 1 "Sustainable fisheries, including through the 1995 Agreement for the Implementation of the Provisions of the United Nations  Convention on the Law of the Sea of 10 December 1982 relating to the Conservation and Management of Straddling Fish Stocks and Highly Migratory Fish Stocks, and related instruments "