Llamamientos para que los delitos contra las especies silvestres y los delitos forestales se traten como delitos graves

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

 

COMUNICADO DE PRENSA CONJUNTO 

 

Llamamientos para que los delitos contra las especies silvestres y los
delitos forestales se traten como delitos graves

La reunión de alto nivel del ICCWC en el Congreso de la ONU contra el delito insta a los Estados
a que reconozcan los delitos contra las especies silvestres y los delitos forestales
como delincuencia organizada transnacional grave

Doha, Qatar 13 de abril de 2015 – La caza furtiva y el tráfico ilícito de fauna y flora silvestres tienen un impacto significativo en las especies y ecosistemas enteros, las comunidades locales y sus medios de subsistencia, las economías nacionales y la seguridad nacional y regional. 

(de izquierda a derecha) Yury Fedotov, Director Ejecutivo de ONUDD, Sam Kutesa, Presidente AGNU 69, John E. Scanlon, Secretario General de la CITES

El 13 de abril de 2015, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) y la Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres  (CITES) organizaron un evento paralelo de alto nivel del  Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC) sobre “Delitos contra las especies silvestres y delitos forestales: un delito grave” al margen del 13o Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal en Doha, Qatar.

El evento fue inagurado por el Presidente de la 69a Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Sam Kutesa, y copresidido por el Director Ejecutivo de la ONUDD, Yury Fedotov, y el Secretario General de la CITES, John E. Scanlon. Los representantes de cinco Estados miembros, junto con los cinco organismos que componen el ICCWC, a saber, la Secretaría de la CITES, INTERPOL, ONUDD, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), participaron de manera activa en el evento, junto con otras organizaciones.

El evento brindó una oportunidad única para crear una mayor conciencia sobre la magnitud y la naturaleza de los delitos contra las especies silvestres y los delitos forestales que en los últimos años han alcanzado cotas nunca vistas debido al aumento de la participación de grupos delictivos organizados transnacionales y en ocasiones de milicias rebeldes. La caza furtiva y el tráfico de especies silvestres representan hoy en día una seria amenaza a la supervivencia de algunas de las especies más carismáticas del mundo, así como de muchas otras menos conocidas.

Yury Fedotov, el Director Ejecutivo de la ONUDD, hizo hincapié en el carácter destructivo de los delitos contra las especies silvestres: “Los delitos contra las especies silvestres y los delitos forestales son sumamente destructivos y tienen graves consecuencias – socavan el desarrollo y la estabilidad, amenazan la biodiversidad y las especies amenazadas y contribuyen al cambio climático. Sin embargo, muy a menudo las penas no se ajustan a los delitos. Los marcos jurídicos inadecuados siguen siendo demasiado comunes.”

John E. Scanlon, Secretario General de la CITES, insistió en que: “Grupos delictivos transnacionales bien organizados y dotados de abundantes recursos están realizando comercio ilícito de especies silvestres de magnitud industrial. Para combatir estos grupos es necesario que los delitos contra las especies silvestres sean reconocidos como delitos graves en los Estados de origen, tránsito y destino y que los Estados desplieguen las mismas herramientas, técnicas y sanciones para hacer cumplir la ley que las utilizadas para luchar contra los delitos nacionales y transnacionales organizados.”

“El Congreso celebrado esta semana en Doha sobre la Prevención y Justicia Penal es la ocasión para tratar estos asuntos. Por primera vez, los delitos contra las especies silvestres están incluidos en la agenda del Congreso y acogemos con gran beneplácito la aprobación de la Declaración de Doha”, añadió el señor Scanlon. La Declaración de Doha aprobada en el Congreso ofrece una base más sólida para que los Estados pongan fin a los niveles actualmente elevados de tráfico ilícito de fauna y flora silvestres.

Más información:

Enlace a la Declaración de Doha: http://www.unodc.org/documents/congress//Documentation/ACONF222_L6_e_V1502120.pdf

Párrafo 9(e): Adoptar medidas eficaces para prevenir y combatir el grave problema de los delitos que tienen un impacto sobre el medio ambiente, como el tráfico de especies silvestres, incluyendo la flora y fauna protegida por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, la madera y productos derivados y residuos peligrosos, así como la caza furtiva, mediante el fortalecimiento de la legislación, la cooperación internacional, la creación de capacidad, las respuestas de la justicia penal y  los esfuerzos de aplicación de la ley destinados, entre otras cosas, a  luchar contra la delincuencia organizada transnacional, la corrupción y el blanqueo de dinero relacionados con estos delitos;

Acerca del Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal
El 13º Congreso de las Naciones Unidas reúne a encargados de formular políticas y profesionales en la esfera de la prevención del delito y la justicia penal y tiene un papel importante en la formulación de política nacional e internacional sobre estos temas. El Congreso proporcionó una plataforma única para el ICCWC para crear conciencia entre los países de la importancia de reconocer el comercio ilegal de especies silvestres y productos forestales como delincuencia organizada transnacional grave, en particular, en los instrumentos pertinentes de las Naciones Unidas, como la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (UNTOC).

Enlace a la página web del Congreso: http://www.un.org/en/events/crimecongress2015/

Acerca del ICCWC:

El ICCWC representa el esfuerzo de colaboración de cinco organizaciones intergubernamentales que se afanan por prestar un apoyo coordinado a los organismos encargados de hacer cumplir la ley en material de flora y fauna silvestres  y a las redes subregionales y regionales que promueven día a día la defensa de los recursos naturales. Las organizaciones aliadas del ICCWC en esta tarea son la Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la INTERPOL, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas.

La misión del ICCWC consiste en propiciar una nueva época en la que se haga frente a los autores de delitos graves contra la flora y la fauna silvestres mediante medidas enérgicas y coordinadas, en contraposición a la actualidad, donde estos delincuentes apenas corren riesgos de ser descubiertos y castigados.

En este contexto, el ICCWC trabaja para los servicios encargados de la aplicación de la ley sobre vida silvestre, y con ellos, ya que sus funcionarios sobre el terreno son quienes deberán llevar ante la justicia a las personas implicadas en delitos contra la vida silvestre. 

El ICCWC trata de apoyar un desarrollo de la aplicación de la ley sobre la base de políticas de recursos naturales social y ambientalmente sostenibles, teniendo en cuenta la necesidad de proporcionar medios de subsistencia a las comunidades rurales pobres y marginalizadas.

Para saber más acerca del ICCWC visite http://www.cites.org/eng/prog/iccwc.php