Discurso inaugural de Øystein Størkersen, Presidente del Comité Permanente de la CITES, en la 17ª reunión de la Conferencia de las Partes

CoP17 de la CITES

Øystein Størkersen, Presidente del Comité Permanente de la CITES

Discurso inaugural

Johannesburgo, 24 de septiembre de 2016

Estimada Presidenta,
Ministros, dignatarios,
señoras y señores,
amigos de la CITES

La CITES celebrósu 40ºaniversario en la última CoP en Bangkok en 2013. Cuarenta años no son un período muy prolongado desde el punto de vista de un biólogo, pero me atrevo a decir que realmente lo es si lo vemos desde la perspectiva de la vida de una persona.

El mundo ha sido testigo de cambios drásticos en múltiples frentes desde comienzos de la década de 1970, mientras que el texto de la Convención de 1973 es prácticamente el mismo, con la excepción de la enmienda de Gaborone relativa a la adhesión de las ORIE.

La CITES ha adoptado el enfoque de aprobar resoluciones, decisiones, cambios en las especies incluidas en los Apéndices y la introducción de anotaciones para abordar los nuevos desafíos. De hecho, asíes como hemos mantenido la vigencia y pertinencia de la Convención durante 43 años y esta evolución continua, sin duda, se mantendrá.

Como he manifestado en muchas oportunidades ante el ComitéPermanente, uno de los principales desafíos es, en mi opinión, centrarnos en el cumplimiento y la aplicación de la Convención y sus resoluciones a nivel nacional.

A modo de ejemplo, al día de la fecha, la legislación de alrededor del 50% de las Partes aún no cumple por completo los requisitos de la CITES. No obstante, la cuestión de la legislación nacional es algo que deberíamos poder resolver con mayor voluntad política, con el respaldo de apoyo técnico sólido. El apoyo técnico estáallí, pero aún necesita más recursos; parecería ser que lo que falta es el apoyo político necesario, aunque afortunadamente esto parece estar cambiando.

En los dos últimos trienios, hemos visto muchas grandes innovaciones que han logrado importantes avances en la agenda de la CITES. Es justo señalar que, hoy en día, la mayoría de las personas que trabajan con las convenciones relacionadas con la biodiversidad comprenden que debe existir colaboración entre las convenciones y con otras entidades pertinentes. Tal vez no fuera ese el caso hace solo 10 o 15 años, pero es lo que vemos ahora.

Actualmente, hay muchos procesos e iniciativas en curso que están facilitando la colaboración pragmática y, desde mi posición ventajosa, considero que la CITES ha estado a la vanguardia en este aspecto. Me complacen especialmente los progresos logrados con el FMAM y la excelente manera en que ha trabajado el Grupo de Enlace sobre la Biodiversidad.

Sin embargo, la importancia que la CITES ha dado a la colaboración con importantes entidades que están fuera del ámbito de la comunidad de la conservación, como la FAO, la OIMT, el Banco Mundial, INTERPOL, la UNODC, la Organización Mundial de Aduanas, el PNUD y muchas otras, ha sido quizála actividad más importante de los últimos seis años.

A modo de ejemplo, puede mencionarse el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre, o ICCWC, que ha resultado muy útil para las Partes en la CITES. Debo reconocer el mérito de nuestro Secretario General por la visión que ha demostrado y por su incansable labor en pro de esta audaz iniciativa y su profunda colaboración, junto con toda la Secretaría, con muchas otras organizaciones.

El ICCWC es un éxito rotundo, pero no es desde luego el único. Otro ejemplo que me enorgullece son los Planes de acción nacionales para el marfil o PANM. Estos planes han sido bien acogidos y han conducido a medidas mensurables reales y eficaces que se han adoptado a nivel nacional. Se ha logrado mucho en un período muy breve, y debemos felicitar a las Partes interesadas por lo que han logrado.

No obstante, esto ha sumado otra tarea más que ha aumentado el volumen de trabajo de la Secretaría, que ya estaba colmado. Nuestra Secretaría es pequeña en cuanto a la cantidad de integrantes, pero grande en cuanto a sus logros, y lo que podemos exigir a solo 22 miembros del personal básico tiene un límite. La labor del grupo de trabajo sobre el presupuesto de la CoP17 debe reflejar sin dudas este tema, y comenzar ahora a reconstruir los recursos de la Secretaría CITES.

Como saben, desde mediados de año, el Sr. Erik Solheim es el Director Ejecutivo del PNUMA, Ha asumido esta nueva función en el PNUMA en un momento en que el mundo estápresenciando enormes cambios en relación con nuestro medio ambiente y sus vínculos con el bienestar humano. Ambos somos del mismo país, y séque Erik es una persona extremadamente dedicada y que le gustan las metas ambiciosas. Y eso es exactamente lo que necesitamos hoy. Sobresalióen su función como ex Ministro de Medio Ambiente de Noruega, y aprovecho la oportunidad para darle la bienvenida a un puesto muy importante, y espero que reconozca la importancia crítica de la CITES como un acuerdo muy eficaz y que se halla en la intersección entre el comercio, el medio ambiente y el desarrollo.

Mis dos períodos entre sesiones como Presidente del ComitéPermanente finalizarán en esta CoP. Puedo dar fe de que, durante este período, el ComitéPermanente ha contado con miembros dedicados y profesionales, y de que hay muchas OIG y ONG que también mantienen un profundo compromiso con la CITES.

También deseo expresar agradecimiento a nuestra Secretaría, realmente profesional y diligente, y a su excepcional Secretario General, John Scanlon, que nos han brindado a míy al Comitéun maravilloso apoyo. No podríamos haber pedido nada más.

En este contexto, no me cabe duda de que, en 2016, la CITES es una Convención vibrante e innovadora, que es ahora más crítica para la supervivencia de las especies silvestres que cuando se la aprobóen 1973. Y hoy en día se encuentra en condiciones de hacer una contribución importante para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y las metas del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica.

Dado que esta CoP serála última en que me dirija a ustedes como Presidente de su ComitéPermanente, aprovecho la oportunidad para agradecerles una vez más sus enormes esfuerzos y el apoyo que me han prestado en los últimos seis años, y también espero que mis propios esfuerzos les hayan resultado aceptables.

Muchas gracias y mis mejores deseos para el éxito de la CoP17.