Intervención del Secretario General de la CITES en la Conferencia sobre Comercio Ilegal de Vida Silvestre de Hanói


Conferencia sobre Comercio Ilegal de Vida Silvestre de Hanói

Intervención de John E. Scanlon, Secretario General, CITES

Sesión Plenaria

Del 17 al 18 de noviembre de 2016 – Hanói, Vietnam

 

Honorable Viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Viet Nam, Dr. Ha Cong Tuan  
Honorables Ministros
Distinguidos invitados
Amigos y colegas

Es maravilloso estar nuevamente en la hermosa ciudad de Hanói.

Viet Nam es Parte en la CITES desde 1994,  momento desde el que ha tomado muchas medidas importantes para aplicar la Convención.

En años recientes hemos podido observar la manera en que Viet Nam ha demostrado un nivel cada vez mayor de compromiso en el combate del comercio ilegal de vida silvestre, algo que se pone de manifiesto con la conferencia de esta semana y los eventos paralelos.

Queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento al Gobierno y al pueblo de Viet Nam por acoger este importante evento y por su cálida hospitalidad.

Tengo la impresión de que durante los últimos cinco años aproximadamente hemos emprendido juntos un viaje para poner fin al comercio ilegal de vida silvestre. Algunos estuvieron con nosotros desde el primer momento y otros se han ido sumando a lo largo del camino.

De manera que ahora existe un esfuerzo colectivo mundial con el propósito de combatir el comercio ilegal de vida silvestre y, a nivel internacional, se han establecido todos los elementos necesarios para luchar eficazmente contra esos delitos sumamente nocivos.

Estamos constatando niveles sin precedentes de apoyo político de alto nivel y de cooperación internacional y regional y, en este contexto, quisiéramos reconocer los esfuerzos del Gobierno del Reino Unido y de la Familia Real Británica a fin de incrementar la visibilidad a nivel político de esta amenaza tan grave para las especies silvestres.

Disponemos, como nunca antes, de recursos financieros para enfrentar este problema, procedentes de toda una serie de fuentes bilaterales, multilaterales y filantrópicas

Y también existe un apoyo técnico ampliamente mejorado a nivel de los países para impulsar estrategias específicas de reducción de la demanda, medios de sustento alternativos y una observancia reforzada.

Considerando únicamente la cuestión de la observancia, ahora contamos con el Consorcio Internacional de Lucha contra el Delito de Vida Silvestre, ICCWC, que ya estátotalmente operativo y que estáproporcionando un apoyo coordinado a nivel de los países para ayudar a las autoridades en la lucha contra los grupos de la delincuencia organizada transnacional. Entre otras cosas, el Consorcio estáproporcionando apoyo para que se apliquen las mismas herramientas y técnicas que se utilizan para combatir otros delitos graves como por ejemplo las técnicas modernas de investigación forense y especializada, o las técnicas empleadas contra el blanqueo de dinero.

Actualmente, existe una amplia gama de decisiones fuertes destinadas a combatir el comercio ilegal de vida silvestre, adoptadas en la Asamblea General de las Naciones Unidas, la CITES, la Comisión de las Naciones Unidas de Prevención del Delito, la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el FMAM, INTERPOL, la Organización Mundial de Aduanas asícomo diferentes organismos regionales de todas partes del mundo.

De hecho, tenemos más mandatos con relación al combate del comercio ilegal de vida silvestre que los que habríamos podido imaginar hace apenas cinco años. Estos mandatos son esenciales a fin de dirigir, guiar y preparar a los Estados y las organizaciones para pasar a la acción.

Sin embargo, este combate no se ganaráen una sala de conferencias. Se ganaráo se perderáen última instancia en el terreno, en la línea del frente. Y la línea del frente tiene muchas facetas diferentes, las cuales están interrelacionadas y requieren un mismo nivel de atención para que podamos tener éxito. A título de ejemplo, la línea del frente incluye:

  • que los guardaparques patrullen los parques nacionales;
  • que los funcionarios de la CITES realicen inspecciones del mercado;
  • que funcionarios de policía tomen muestras forenses e inicien una investigación;
  • que los funcionarios aduaneros intercepten un contenedor sospechoso;
  • que los fiscales inicien un procedimiento judicial;
  • que los jueces impongan una sentencia severa;
  • que los parlamentarios apoyen una legislación más estricta;
  • que las empresas de transporte informen a su personal y a sus clientes; y
  • que las comunidades rurales se beneficie directamente de las actividades de turismo relacionadas con la vida silvestre.

Es ahídonde se ganaráo se perderáeste combate. Los Gobiernos, las comunidades rurales, la sociedad civil, el sector privado, las personalidades públicas y los medios de comunicación tienen todos un papel que desempeñar para alcanzar nuestro objetivo compartido.

En la CoP16 y la Cop17 de la CITES, celebradas en Bangkok y Johannesburgo respectivamente, se tomaron decisiones audaces a fin de combatir el comercio ilegal de vida silvestre. En la CoP17, que tuvo lugar hace apenas un mes, se tomaron por primera vez decisiones específicas para combatir la corrupción, la ciberdelincuencia y para establecer estrategias de reducción de la demanda con objetivos bien definidos. Ahora necesitamos medidas igualmente audaces para aplicar dichas decisiones.

Distinguidos delegados, todo el apoyo político financiero y técnico que se ha generado durante los últimos cinco años debe continuar convergiendo y materializándose en un apoyo directo a la línea del frente para aplicar estas decisiones.

En ello debemos concentrarnos a la hora de avanzar. Estamos logrando avances significativos en muchos ámbitos y si logramos mantener estos esfuerzos colectivos podremos acabar con el auge del comercio ilegal de vida silvestre que se ha registrado durante los últimos años.

Gracias a usted, Sr. Presidente, gracias a Viet Nam y gracias a todos los que están hoy aquípara demostrar su apoyo a la supervivencia de la vida silvestre del mundo.