Los países del área de distribución del antílope saiga elaboran una nueva hoja de ruta para salvar a la especie

Bonn y Ginebra, 9 de abril de 2019 – Los Estados del área de distribución han acordado un conjunto de prioridades de conservación concretas que orientan la labor en el marco del Memorando de entendimiento sobre la conservación, recuperación y utilización sostenible del antílope saiga (Saiga spp.) hasta 2025 inclusive.

Alcanzaron ese acuerdo en un taller realizado del 1 al 4 de abril, organizado conjuntamente por la CMS y la CITES, así como la Academia Internacional de Conservación de la Naturaleza de la Agencia Federal Alemana de Conservación de la Naturaleza (BfN INA, por sus siglas en alemán), con financiación de Ministerio Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU, por sus siglas en alemán).

Representantes de cuatro de los cinco Estados signatarios del Memorando de entendimiento y China, y de las secretarías de la CMS y la CITES, organizaciones cooperantes y expertos examinaron los progresos realizados en la aplicación del Memorando y su Programa de trabajo internacional a plazo medio (MTIWP, por sus siglas en inglés) 2016-2020, que orienta las medidas de conservación conjuntas para el antílope saiga. Los participantes intercambiaron información sobre las actividades de conservación del antílope saiga en curso y elaboraron un nuevo programa de trabajo que abarca el período 2021-2025.

Las cifras de la población general de antílopes saiga aumentaron de 67.000 animales en 2006, cuando entró en vigor el Memorando de entendimiento, a 228.000 animales en 2018, lo que refleja la buena gestión y los esfuerzos conjuntos adecuados de los países y las organizaciones cooperantes en la aplicación del Memorando de entendimiento así como el control del comercio internacional ejercido por la CITES.

Las especies, si bien muestran una tendencia positiva, pueden experimentar disminuciones súbitas y drásticas. En 2017, la población de antílopes saiga de Mongolia se redujo a la mitad a causa de la infección con el virus de la peste de los pequeños rumiantes (Peste des Petits Ruminants o PPR), a la que sobrevivieron solo 7.000 animales. Los participantes acordaron varias medidas prioritarias tales como vacunación del ganado para ayudar a detener la propagación del virus a las especies silvestres, tales como el antílope saiga.

Marco Barbieri, Oficial Encargado de la CMS, señaló que: “El estado crítico del antílope saiga de Mongolia, así como la muerte masiva de 200.000 animales en Kazajstán en mayo de 2015, ilustran con claridad que las enfermedades son un importante factor emergente que amenaza a las poblaciones de antílope saiga en todo el área de distribución de las especies. Me complace que se haya añadido en el proyecto del nuevo programa de trabajo una sección separada sobre sanidad y enfermedades, en la que se describen medidas concretas para hacer frente conjuntamente a esta amenaza”.

Además de los brotes de enfermedades, la infraestructura lineal (cercas, ferrocarriles, tuberías, carreteras, etc.), el deterioro de los hábitats y la caza furtiva también constituyen amenazas para los antílopes saiga. Todos los participantes acordaron que debían mantenerse los esfuerzos para aplicar el nuevo proyecto de MTIWP, que incluye medidas de conservación relacionadas con la utilización y el comercio sostenibles, los pueblos locales, concienciación, factores relacionados con el hábitat y el medio ambiente, zonas protegidas, seguimiento, medidas contra la caza furtiva, enfermedades y cría en cautividad, junto con medidas específicas para las poblaciones.

Ivonne Higuero, Secretaria General de la CITES, afirmó: “El Memorando de entendimiento sobre el antílope saiga es un excelente ejemplo de la cooperación exitosa entre la CMS y la CITES y de la función complementaria de ambas convencionesLas Partes en la CITES, en particular los Estados del área de distribución y los principales países donde se registra consumo y comercio, han contribuido a la aplicación del MTIWP 2015-2020. En la 18ª reunión de la Conferencia de las Partes en Colombo, en mayo, se les pedirá que acuerden continuar con estos esfuerzos durante la aplicación del MTIWP 2021-2025.Resulta alentador que las medidas colectivas de los gobiernos y las organizaciones cooperantes estén rindiendo frutos, así como que la población mundial de antílopes saiga esté aumentando.”

En el nuevo proyecto de MTIWP, fomentando los vínculos entre la CMS y la CITES, los participantes reforzaron y ampliaron las medidas relacionadas con la utilización sostenible y el comercio de antílopes saiga. Entre estas se incluyen alentar el registro, control y seguimiento de las existencias, mejorar los controles de los mercados internos de partes y productos de antílope saiga, armonizar la legislación para la aplicación de la CITES y reducir la demanda y la utilización de cuernos de antílope saiga en medicamentos asiáticos tradicionales. En la reunión, también se acordó comenzar a estudiar la viabilidad de la posible utilización sostenible futura de poblaciones específicas de antílopes saiga y evaluar las condiciones y requisitos para esa utilización sostenible.

El nuevo proyecto de Programa de trabajo internacional a plazo medio 2021-2025 se presentará a la cuarta reunión de los Estados signatarios del Memorando de entendimiento, que se realizará en 2020 en la Federación de Rusia. Con anterioridad, se compartirá con las Partes en la CITES en la 18ª reunión de la Conferencia de las Partes en la CITES, en mayo de 2019, en Colombo.

El Memorando de entendimiento sobre el antílope saiga es un instrumento intergubernamental elaborado bajo los auspicios de la CMS y dedicado a la conservación de los antílopes saiga en sus cinco Estados del área de distribución (Kazajstán, la Federación de Rusia, Mongolia, Turkmenistán y Uzbekistán). El Memorando de entendimiento ha estado en vigor desde 2006 y ha sido firmado todos los Estados del área de distribución, así como por nueve organizaciones cooperantes (a saber, la Asociación para la Conservación de la Biodiversidad de Kazajstán, Fauna and Flora Internacional, la Sociedad Zoológica de Fráncfort, el Consejo Internacional para la Conservación de la Caza y la Fauna Silvestre (CIC), la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE) de la UICN, la Unión para la Conservación de la Naturaleza y la Biodiversidad, la Alianza de Conservación del Saiga, Wildlife Conservation Society y WWF Internacional.

Los participantes acordaron un comunicado conjunto, en el que se resumen y destacan las principales conclusiones del taller.