El ICCWC comienza su singladura



El ICCWC comienza su singladura

El Grupo de Expertos Superiores del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC) se reunió la semana pasada en la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Viena, Austria.

La reunión, inaugurada por el Sr. Yury Fedotov, Director Ejecutivo de la UNODC, ofreció al personal especializado de las cinco agencias participantes la oportunidad de planificar las actividades a corto y mediano plazo del ICCWC.

Los expertos acordaron desarrollar un programa de trabajo exhaustivo, que explotará los conocimientos técnicos de las agencias y se centrará en el crimen organizado asociado con el comercio ilegal de especies en peligro. Pese a que cabe la posibilidad de que algunos esfuerzos se diseñen en torno al comercio de especies carismáticas, como los elefantes, los rinocerontes, los leopardos de las nieves y los tigres, las actividades del Consorcio no se centrarán únicamente en esas especies. De igual modo, aunque se prestará particular atención a determinadas rutas del tráfico ilícito, como las de África a Asia, el ICCWC desempeñará su labor a escala mundial.

El Consorcio se compromete a hacer lo siguiente en 2011:

  • Celebrar un seminario de nivel superior para las aduanas y la policía de los 13 países en Asia en los que aún se encuentran tigres en el medio silvestre;
  • Apoyar al Grupo Especial de Observancia sobre el marfil y los rinocerontes para convocar a los oficiales de aplicación de la ley de los países afectados por el comercio ilegal de partes y productos de elefantes y rinocerontes, a fin de diseñar estrategias para combatir ese comercio y facilitar el intercambio de inteligencia sobre los involucrados;
  • Proporcionar apoyo en materia de formación a los oficiales de la recientemente establecida Red de Observancia de la Vida Silvestre en Asia meridional; y
  • Completar un conjunto de instrumentos sobre delitos contra la vida silvestre y los bosques, que los países puedan utilizar para examinar su respuesta actual a esos delitos (tomando en consideración que 2011 es el Año Internacional de los Bosques).

Sin embargo, el proyecto más importante en 2011 será un programa para establecer Unidades de entrega controlada en los países afectados por el tráfico de vida silvestre, especialmente por la tala ilegal. En una fase experimental, se ofrecerá fomento de capacidad a las aduanas, policía y fiscales de unos 20 países en África y Asia, de modo que puedan responder rápidamente a los envíos ilegales que se detecten al ser transportados de un país a otro, y de un continente a otro. El proyecto tratará también de orientar a las agencias nacionales de aplicación de la ley para seguir el dinero a través de cadena criminal, centrándose en los beneficios de los grupos y redes de crimen organizado.

El Sr. John M. Sellar, Jefe del Apoyo a la Observancia de la Secretaría CITES, que presidió la reunión del ICCWC, declaró: “Los expertos superiores se felicitan por las oportunidades que ofrece el Consorcio para ayudar a los países a llevar ante los tribunales a los criminales que tratan de robar los recursos naturales de esos países y explotar las comunidades locales en algunas de las naciones más pobres del planeta. El ICCWC constituye un intento sin precedentes de “incorporar en la labor predominante” la lucha contra los crímenes contra la vida Silvestre, interactuando con los oficiales relevantes de todo el sistema judicial. Es un orgullo y un honor para la CITES colaborar con colegas de organizaciones intergubernamentales internacionales, que aportan decenios de experiencia y que gozan de respeto mundial en sus esferas  especializadas”.


Lanzado durante el Fórum Internacional del Tigre, celebrado en San Petesburgo, Federación de Rusia, en noviembre de 2010, el ICCWC reúne a la Secretaría CITES, INTERPOL, UNODC, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas.

La misión del ICCWC es introducir una nueva era en que los criminales ambientales  deberán hacer frente a una oposición formidable y coordinada, en vez de la situación actual en la que las posibilidades de detención y sanción son mínimas. Para lograr este objetivo, el ICCWC trabajará para y con la comunidad de aplicación de la ley, ya que son los oficiales en primera línea los que llevan a los criminales ante los tribunales.

Para mayor información sobre el lanzamiento del Consorcio, véase: http://www.unodc.org/unodc/en/frontpage/2011/February/global-alliance-furthers-commitment-to-fighting-wildlife-and-environmental-crime.html?ref=fs1