Países amazónicos unen sus esfuerzos para combatir el comercio ilícito de especies silvestres

Unicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

Ginebra, 19 de junio de 2012 – Los esfuerzos para reducir el comercio internacional ilícito e insostenible de especies silvestres ha adquirido un nuevo impulso a través de un proyecto innovador entre los Estados miembros de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA). Durante la conferencia de las Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible Río+20, la Secretaría de la CITES y la Secretaría Permanente de la OTCA finalizaron deliberaciones sobre un proyecto que regule de manera más efectiva el comercio de la fauna y la flora silvestres de la región. El proyecto busca asistir a los Estados miembros de OTCA a desarrollar sistemas de emisión electrónica de permisos CITES para rastrear los especímenes de la CITES –el comercio internacional de las especies incluidas en los apéndices. Se espera que el intercambio de tecnologías y experiencias en la región aumente la capacidad de los países para reducir el fraude y el comercio internacional ilícito de fauna y flora silvestres.

Durante la ceremonia de firma, el Secretario General de la CITES, John E. Scanlon, afirmó que: “el desarrollo de sistemas electrónicos para controlar mejor el comercio internacional de las especies incluidas en los apéndices de la CITES ayuda a garantizar su supervivencia en estado silvestre y salvaguardar los medios de sustento de las comunidades indígenas locales dependientes de su uso. Este proyecto también es un ejemplo alentador y práctico de la cooperación sur-sur, cuya importancia se refleja en los resultados de las negociaciones durante Río+20. ”

Al hablar del potencial del proyecto, el embajador Alejandro A. Gordillo, Secretario General de la Secretaría Permanente de OTCA, dijo: “Los miembros del OTCA tienen una oportunidad única de compartir tecnologías para desarrollar nuevos sistemas que garanticen que la fauna y flora silvestres en la región amazónica no estén bajo amenaza por causa del comercio. Asimismo, este proyecto es un reflejo de los esfuerzos de los países en la región para salvaguardar sus especies silvestres a través de la cooperación y trabajo conjunto.”

La Secretaría de la CITES y la Secretaría Permanente de la OTCA agradecen el apoyo financiero recibido de la Comunidad Europea y del Programa Regional Amazonía (DGIS/BMZ/GIZ). Encontrará información acerca de los sistemas de emisión electrónica de permisos en la página web de la CITES: http://www.cites.org.

Nota a los editores: Para mayor información contacte a Juan Carlos Vásquez, Oficial de Comunicaciones y Difusión +41 22 917 8156 o juan.vasquez@cites.org o a Frida Montalvan, Oficial de Comunicaciones  frida.montalvan@otca.org.br
 
La CITES

La CITES cuenta con 175 Países y sigue siendo una de las herramientas más poderosas del mundo para la conservación de la biodiversidad a través de la regulación del comercio de fauna y flora silvestres. La CITES regula el comercio internacional de alrededor de 35 000 especies de plantas y animales, entre otras, sus productos y derivados para asegurar su supervivencia en el medio silvestre con beneficios para los medios de sustento de las personas locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos de la CITES busca garantizar que el comercio de las especies incluidas en los apéndices sea lícito, sostenible y rastreable.  

La CITES se adoptó en Washington D.C. el 3 de marzo de 1973. El 40o aniversario de la CITES se celebrará el 13 de marzo de 2013 y coincidirá con la 16a reunión de la Conferencia de las Partes que tendrá lugar en Bangkok, Tailandia, del  3 al 15 de marzo de 2013.

Manténgase conectado

•     www.facebook.com/CITES
•     www.twitter.com/citesconvention
•     www.youtube.com/citesvd
•     www.flickr.com/cites

La OTCA

El Tratado de Cooperación Amazónica (TCA), firmado en julio de 1978 por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela es el instrumento jurídico que reconoce la naturaleza transfronteriza de la Amazonía. El tratado reafirma la soberanía de los países amazónicos e incentiva, institucionaliza y orienta el proceso de cooperación regional entre los mismos. También prevé el incremento de la investigación científica y tecnológica, el intercambio de informaciones, la utilización racional de los recursos naturales, la libertad de navegación, la preservación del patrimonio cultural, los cuidados con la salud, la creación de centros de investigación, el establecimiento de una adecuada infraestructura de transportes y comunicaciones, y el incremento del turismo y del comercio fronterizo. En 1995, los países amazónicos decidieron fortalecer institucionalmente al Tratado de Cooperación Amazónica con la creación de una Secretaría Permanente dotada de personalidad jurídica.

 


 Si desea leer anteriores comunicados de prensa, vaya a Archives.