Los especialistas en vida silvestre se reúnen en Ginebra para examinar el futuro de la concha reina, las tortugas, los caballitos de mar y otros animales


Unicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.



COMUNICADO DE PRENSA

Los especialistas en vida silvestre se reúnen en Ginebra para examinar
el futuro de la concha reina, las tortugas,
los caballitos de mar y otros animales

Ginebra, 15 de agosto de 2003 – Eminentes científicos de todas las regiones del mundo, así como reconocidas instituciones científicas y organizaciones no gubernamentales especializadas participan en la 19a. reunión del Comité de Fauna de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) que se celebra en Ginebra, del 18 al 21 de agosto.

El Comité abordará la forma más idónea de reglamentar el comercio mundial de diversos animales, entre otros, la concha reina, las tortugas asiáticas, los caballitos de mar, el antílope tibetano y los tiburones. Estas especies se comercializan como productos alimentarios, medicinas tradicionales, artículos de recuerdo para turistas o animales de compañía en los mercados locales e internacionales.

La concha reina, un gran molusco del Caribe, es uno de los recursos pesqueros más importantes de la región, debido a la gran demanda de su carne. Se estima que el valor al por mayor de los desembarcos anuales es de unos 60 millones de USD. Asimismo, los caparazones se comercializan como objetos curiosos y recuerdos para turistas, aunque se consideran en gran medida como un subproducto del comercio de carne.

El Comité examinará también la situación de las tortugas asiáticas, que se comercializan en cantidades significativas en los mercados regionales de alimentos, así como en los mercados de medicinas tradicionales asiáticas y los mercados internacionales de animales de compañía. Si bien hay pruebas claras de la existencia de comercio ilegal, las tortugas también se capturan para el consumo de subsistencia y se crían en cautividad en elevadas cantidades, lo que hace que sea difícil controlar su comercio. Otra de las principales amenazas para su supervivencia es la destrucción del hábitat.

El comercio de caballitos de mar estará ahora reglamentado por la CITES. Parece que las poblaciones de caballitos de mar han disminuido en los últimos años debido al comercio, las capturas fortuitas en las actividades de pesca, el desarrollo costero, las prácticas de pesca destructivas y la contaminación. Se estima que para satisfacer la creciente demanda para la medicina tradicional, los especímenes de acuario, los recuerdos para turistas y los objetos curiosos se capturan anualmente unos 20 millones de caballitos de mar.

Asimismo, se examinará pormenorizadamente una serie de especies de Madagascar, uno de los ecosistemas más ricos del mundo, en particular, a la tortuga de cola plana, varios camaleones y una rana excavadora.

El Comité analizará igualmente diversas especies de tiburón y considerará la colaboración entre la CITES y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en favor de la ordenación de estas especies, que son objeto de intensa captura por su carne y sus aletas. En este sentido, cabe señalar que el comercio de dos especies gigantes de tiburones, el tiburón ballena y el tiburón peregrino, está ahora reglamentado por la CITES.

 

Nota a los periodistas: Para mayor información, sírvanse ponerse en contacto con Juan Carlos Vásquez, Telf: +41-22-917-8156 o juan.vasquez@unep.ch. Para los documentos oficiales y otra información, véase http://www.cites.org/esp/com/ac/index.shtml.