CITES promueve reformas cruciales en la gestión de la vida silvestre


 

Unicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

 

COMUNICADO DE PRENSA

CITES promueve reformas cruciales en la gestión de la vida silvestre

En pro de halcones, esturiones, corales y otras especies en peligro


Ginebra, 15 de marzo de 2002 - Las suspensiones al comercio y otros incentivos han incitado a los Emiratos Árabes Unidos, la Federación de Rusia, Fiji, Vietnam y otros gobiernos ha adoptar sistemas de gestión más eficaces y sostenibles para una serie de especies amenazadas que aportan beneficios económicos a las comunidades paupérrimas.

En la reunión del Comité Permanente de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) se ha acordado hoy levantar o modificar las medidas impuestas al comercio en respuesta a los compromisos de los gobiernos de reformar su gestión de la vida silvestre y sus prácticas comerciales.

En respuesta a la promesa del Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos de adoptar reformas, el Comité Permanente de la CITES ha acordado retirar en tres fases su recomendación de suspender el comercio con este país. En primer lugar, se autorizará el comercio con fines no comerciales, otro que los movimientos de aves rapaces vivas, con efecto inmediato. En segundo lugar, la prohibición sobre los movimientos transfronterizos de halcones vivos con fines no comerciales se retirará cuando se haya completado un registro nacional de las aves y de sus propietarios y haya sido ratificado por la Secretaria. En tercer lugar, se mantendrá la suspensión sobre las transacciones comerciales de especies silvestres CITES, pero la cuestión se revisará en la próxima reunión del Comité Permanente que tendrá lugar en noviembre.

El Presidente del Comité Permanente, Kenneth Stansell dijo "Como se ha puesto de relieve esta semana, la eficacia del régimen CITES se debe a que podemos crear incentivos enérgicos para motivar a los gobiernos a acatar las reglas y cooperar con otros gobiernos".

Otro ejemplo de la eficacia de las restricciones al comercio quedó patente la pasada semana, cuando la Secretaría CITES aprobó nuevos cupos para las exportaciones de caviar y de carne de esturión de la región del mar Caspio. Sin embargo, pese a que se reconocía que los cinco Estados del mar Caspio habían cumplido los requisitos para reanudar el comercio de caviar al establecer por la primera vez en la historia un sistema unificado para supervisar y ordenar los stocks de esturión, la Secretaría señaló que la captura ilegal y el consumo nacional no reglamentado seguía constituyendo una amenaza para la supervivencia a largo plazo de las especies de esturión del mar Caspio.

Durante la reunión del Comité Permanente, la Federación de Rusia respondió a esta inquietud, así como a un informe presentado por la Secretaría sobre las necesidades en materia de observancia, comprometiéndose a reglamentar todas las fases de la producción del caviar, desde la captura hasta el empaquetado; establecer cupos para los mercados nacionales; exigir que todos los contenedores de caviar utilizados en el mercado nacional se procesaban a escala nacional, a fin de poder demostrar el origen legal; y conceder licencias para todas las ventas nacionales de caviar.

El Secretario General de la CITES, Willem Wijnstekers, dijo "Estas medidas son cruciales para ayudar a Rusia a luchar contra los traficantes de caviar ilegal. Acojo con agrado la respuesta verdaderamente positiva del Gobierno de la Federación de Rusia a las recomendaciones formuladas en nuestro informe".

El Comité abordó también los casos de cuatro otros Estados a los que se había fijado un plazo límite hasta el 31 de diciembre de 2001 para que adoptasen legislación nacional sobre el comercio de especies de fauna y flora silvestres en peligro. Cualquiera de esos países que no cumpliese lo estipulado, sería objeto de una suspensión completa de todo el comercio relacionado con la CITES.

Fiji, un importante exportador de coral, no cumplió el plazo fijado y se ha suspendido su comercio. Sin embargo, el Comité acordó levantar la suspensión en respuesta al compromiso de Fiji de presentar la legislación nacional CITES en su próxima sesión parlamentaria en junio de 2002 y sancionar dicha legislación antes de finales de 2002. Asimismo, Fiji establecerá cupos comerciales para las especies de coral, que no sobrepasen el 50 por ciento de las exportaciones del último año.

Fiji presentará también un plan de acción para abordar los niveles insostenibles de captura y exportación de coral. En este sentido, no autorizará la exportación hasta que entre en vigor el cupo para 2002 y remitirá copia de todos los permisos de exportación a la Secretaría; y velará por que todos los permisos de exportación sean expedidos por la Autoridad Administrativa nacional de la CITES. Si Fiji no logra sancionar una legislación adecuada al 31 de diciembre de 2002, la Secretaría notificará a todas las Partes la suspensión de todas las transacciones comerciales de especies CITES con este país.

Viet Nam, un país extremadamente rico en recursos de vida silvestre, también fue sometido a la suspensión del comercio de especies CITES al no cumplir con la fecha límite fijada de 31 de diciembre de 2001 para aprobar legislación. No obstante, la legislación entró en vigor a mediados de febrero de 2002 y la suspensión al comercio se ha levantado. Turquía adoptó legislación adecuada y, por ende, no fue objeto de suspensión. Una cuestión importante en el caso de Turquía, es el trasbordo de caviar ilegal.

Sin embargo, se mantiene la suspensión al comercio de especies CITES con Yemen, hasta nuevo aviso. La CITES colaborará estrechamente con el gobierno para ayudarlo a desarrollar legislación y formar a sus oficiales de observancia.
En la reunión del 12 al 15 de marzo del Comité Permanente, se decidió también garantizar mayor transparencia en su procedimiento, al autorizar la participación en sus deliberaciones a las organizaciones no gubernamentales (ONG). En el Comité también se abordó la organización de la 12a. reunión de las Conferencia de las Partes en la CITES, que se celebrará en Santiago, Chile, del 3 al 15 de noviembre de 2002.

En todo el mundo, muchas especies de animales y plantas están en peligro debido a la destrucción del hábitat, la contaminación, el comercio insostenible y otros factores. La CITES fue adoptada en 1973 para garantizar la supervivencia a largo plazo de cualquier especie que esté o pueda estar amenazada por el comercio internacional. Sus 157 Estados miembros reglamentan estrictamente el comercio internacional de fauna y flora silvestres amparadas por la CITES, mediante un sistema de permisos.

Nota a los periodistas: Para mayor información, pónganse en contacto con Michael Williams al +41-79-409-1528 (celular), +41-22-917-8242 (oficina), o michael.williams@unep.ch. Véase asimismo www.cites.org.